Aceiteras: hay producción, pero los supermercados no compran

Economía

Las industrias del aceite informaron ante el ministerio de Economía que cuentan con el stock de productos suficiente para venderlos al precio acordado con el Gobierno Nacional, pero advirtieron que los supermercados y mayoristas no le están comprando productos.

Según fuentes confiables, las aceiteras le hicieron saber al ministro Carlos Fernández, mediante una carta, sobre esta situación que impide que el aceite comestible llegue a las góndolas al precio que desea el Gobierno.

Desde el sector, aseguran que el aceite de girasol, soja y mezcla se puso a disposición de los compradores en las condiciones acordados con el Gobierno. Sin embargo, denuncian que la mayoría de los clientes líderes no han tomado las condiciones acordadas y por lo tanto no ingresaron nuevas órdenes de compra.

De esta situación, se desprende que los supermercados y mayoristas, quienes no formaron parte del entendimiento, no están adquiriendo los productos que incluye el acuerdo porque con los nuevos precios no satisfacen sus objetivos comerciales.

Es por esto que en la misiva enviada a Fernández, las aceiteras aseguran que esta situación está fuera de su alcance y predisposición de abastecer y colaborar con el convenio celebrado.

  • El acuerdo con el Gobierno

    El Gobierno Nacional y el sector productor de aceite rubricaron el 26 de julio en Casa de Gobierno un acuerdo de precio de venta al consumidor para contribuir a la "estabilidad" de las tarifas. El entendimiento firmado por el ministro de Economía, Carlos Fernández, y las principales empresas aceiteras, durante un encuentro con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, alcanza a los productos aceite de soja, girasol y mezcla.

    El precio de salida de fábrica de estos productos, según menciona el punto 3 del convenio, se calculará en base al incremento del 10,4% a las tarifas de noviembre de 2006, menos las bonificaciones de volúmenes de adquisición, condiciones de pago y otras prácticas de mercado que hayan sido obtenidas en 2007.

    A esa cifra en puerta de fábrica, se deberá agregar un 10% más IVA para obtener el precio al consumidor, que figurará junto a una etiqueta que deberá decir "Precio para la venta en supermercados e hipermercados".

    Como contrapartida, el Gobierno se comprometió a efectuar un "seguimiento" de la cadena de producción y comercialización del sector para garantizar que se cumpla el acuerdo suscripto, a través de una Comisión de Seguimiento conformada por funcionarios del Ministerio de Economía.

    Precisamente, esto es lo que reclama ahora el sector, que desde Economía se controle a la cadena de comercialización para que el acuerdo se cumpla.

    En su momento, firmaron el convenio las empresas Asociación Cooperativas Argentinas, Bunge, Cargill, LCD, Oleaginosa Moreno, Molinos Cañuelas, General Deheza, Río de la Plata, Nidera, Vicentín y Tanoni.
  • Dejá tu comentario