La Aduana extenderá controles de valor para todas las exportaciones

Economía

Dispuso nuevos criterios para la selección de potenciales casos de maniobras ilícitas. Los controles serán ex post, es decir una vez liberadas las mercaderías para salir del país.

Luego de acusar a unos veinte frigoríficos exportadores de subfacturar carne con el objetivo de pagar la mitad de los importes correspondientes a las retenciones, la Aduana decidió extender los controles a todas las mercaderías que se declaren para ser enviadas al exterior, y al mismo tiempo perfeccionar los controles sobre valores de referencia. La idea que subyace es que en otros sectores puede haber subdeclaración de valores.

Según se dispone en una Resolución General firmada por la administradora Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, publicada en el Boletín Oficial los nuevos monitoreos serán casi con lupa sobre el precio de lo que se declare y los llamados del organismo para pedir aclaraciones sobre los precios podrán aparecer después de liberado el despacho, cuando el barco ya dejó el muelle.

El agente aduanero tendrá 120 días para expedirse y le podrá pedir al exportador: lista de precios, folletos, catálogos (cuando sea necesario de acuerdo con la índole de la mercadería de que se trate), documento aduanero de ingreso de la mercadería en el país de destino (salvo que no sea factible su obtención con declaración jurada del exportador), instrumentación bancaria, análisis de costos (de producción, de adquisición, de exportación), contrato, orden de compra, factura de exportación, notas de débito/crédito, información sobre cotizaciones internacionales de la mercadería exportada y/o cualquier otro elemento que el funcionario actuante “considere justificativo del valor declarado”.

Desde el sector de las empresas dijeron a Ámbito que la implementación de controles de tal magnitud implica mayor costo administrativo, debido a la cantidad de documentación que deberán manejar en caso de ser requerida. “Obliga a poner a personas especialmente dedicadas a eso”, señaló Miguel Ponce, consultor y titular del Centro de Estudios del Comercio Exterior del Siglo XXI.

En noviembre de 2017, el gobierno anterior derogó la Resolución 2716 de 2009 que disponía el uso de “valores criterio” para determinar si había subfacturaciones en ventas al exterior. Las razones esgrimidas eran que se había vuelto obsoleta porque anteriormente se habían eliminado los derechos de exportación de la mayoría de los productos del campo y la industria, por lo que el margen para ilícitos era menor. No obstante, mantuvo las disposiciones tendientes a controlar precios declarados de venta. En caso de encontrarse una operación sospechosa se la pasaba por “canal rojo”.

Ahora la Aduana ha vuelto a imponer el criterio de verificar los precios con los que las diferentes mercaderías dejan los puertos del país. “El restablecimiento de los valores referenciales ofrece un primer control del valor de las mercaderías para evitar maniobras abusivas”, señaló la directora del organismo, Silvia Traverso, quien dijo que “el gobierno anterior llevó adelante una paulatina desarticulación de esta herramienta”.

La funcionaria informó que “hasta ahora ya se establecieron valores de referencia para las exportaciones de peras, manzanas, ajo, carne de cerdo, tomate perita, mosto concentrado, arándanos, leche en polvo, cebolla, papa, pasas de uva, corvina y carne bovina”.

Traverso agregó que “la industria frigorífica y, en particular, los exportadores de carne son un sector muy beneficiado por el alza internacional de los precios” y explicó que las multas que aplicó recientemente a las empresas “no se dan aisladas sino que forman parte de las distintas medidas que tomó nuestro organismo para recuperar herramientas de fiscalización a lo largo del último año, herramientas que el gobierno anterior desmanteló o no utilizó”.

La decisión del organismo modifica los procedimientos que venían siguiendo desde 1999 las áreas de la DGA abocadas al control de valor de las exportaciones. Se ampliaron los instrumentos disponibles para “enfrentar la evasión y combatir las prácticas de subfacturación en la exportación de mercaderías”, señaló la Aduana.

La selección de casos en los que se puede sospechar de subdeclaración de precios será:

  • Por el “Módulo de seguimiento de valor” u otras herramientas similares del Sistema Informático MALVINA (SIM).
  • En función del análisis de riesgo que efectúen las distintas áreas de la Dirección General de Aduanas con competencia en la materia.
  • Por la primera línea de control del servicio aduanero cuando ésta proceda a la observación del valor declarado.
  • A pedido de otras áreas del Organismo, por el Ministerio Público Fiscal de la Nación, de otras reparticiones del Estado o del Poder Judicial de la Nación o provincial.
  • Por conocimiento de irregularidades en materia de valor por parte de los/las agentes del servicio aduanero.

Dejá tu comentario