Habrá planes de pago para grandes empresas

Economía

Prevén que se podrán refinanciar deudas impositivas y de seguridad social con plazos de entre 60 y 120 cuotas.

El Gobierno comenzó a tomar nota también de los reclamos de alivio fiscal de las grandes empresas. Luego de lanzar formalmente una moratoria fiscal para micro y pequeñas y medianas empresas, en la próximas semanas anunciará un plan de pagos para atender el segmento de las firmas que en esta oportunidad quedaron afuera de los beneficios.

Así lo dijo la administradora Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, en el marco de una conferencia de prensa que ofreció junto al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. “Estamos trabajando en un plan de pago que en algunos casos va a tener similitudes de la moratoria sin quita, pero va a generar mecanismos para dar alivio financiero a las empresas grandes. Lo vamos a anunciar en las próximas semanas”, señaló Marcó del Pont. Se trata de un reclamo insistente de profesionales de las ciencias económicas y tributaristas en favor de las compañías más grandes. Consideran que también sufrieron los efectos de la crisis. En función de lo anunciado por la titular de la AFIP, en plan de facilidades debería incluir el pago de un anticipo con plazos de hasta 10 años para las deudas impositivas y a 5 para las cargas patronales, con tasa de interés fija en el primer año y variable en los restantes.

Al respecto, el abogado tributarista Diego Fraga consideró que un plan de pagos para las empresas que no puedan ingresar a la moratoria “no es suficiente porque la crisis les pegó de igual manera a todas, aunque las grandes tengan más espalda, porque la moratoria extingue causas penales y porque tiene condonación de multas”. Fraga consideró que la distinción que hace la ley entre empresas en el tratamiento de causas de naturaleza penal puede dar lugar al inicio de demandas.

Con relación a la moratoria, Marcó del Pont ratificó datos ya conocidos con anterioridad, como la posibilidad de refinanciar deudas entre 60 y 120 cuotas, con condonación total de multas y parcial de intereses con un descuento promedio de hasta el 42%.

Según dijo la funcionaria la AFIP tiene para el cobro unos $400.000 millones. El 36% de ello es deuda de IVA y otro porcentaje igual es con la Seguridad Social, mientras que un 22% es del Impuesto a las Ganancias. El resto corresponde a otros tributos. Marcó del Pont dijo que el gobierno apunta a un universo de 1 millón de empresas, pero en rigor hasta el momento hay 608.000 firmas en condiciones de acceder porque son las que tienen ya el correspondiente certificado pyme.

Para estimular un ingreso más rápido, la funcionaria anticipó que en el caso de pymes que quieran refinanciar planes de pagos vigentes, si entran en febrero podrán pagar 1% de anticipo y 120 cuotas, pero si entran en abril, tendrán que abonar 3% y el plan baja a 90 cuotas. También destacó que se “ofrece una ventana de tiempo hasta julio” para comenzar con los pagos, lo que da plazo a las empresas a recuperar su capital de trabajo. Por otro lado, se confirmó que las empresas van a poder usar saldos a favor ante la AFIP para poder cancelar parte de sus deudas. Este puede ser el caso de pymes con créditos acumulados en Ganancias, por estar sujetas a regímenes de retención.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario