AFJP: se pierden 10.000 empleos

Economía

El pobre debate entablado entre los legisladores oficialistas, la dispersa oposición y el PJ disidente por la eliminación de la jubilación privada soslaya el impacto indirecto negativo del proyecto del gobierno sobre la economía real. Porque entre el apetito fiscal, los intereses políticos de los opositores y el espanto con que las AFJP enfrentan la disyuntiva, poco se dice de todas las microempresas que nacieron en derredor de las AFJP y que emplean a miles de personas. Desde proveedores de materiales de oficina, servicios informáticos, de mantenimiento de toda índole, hasta alquileres sufrirán la desaparición del sistema de capitalización individual.

Se trata de miles de puestos de trabajo indirectos, pero también hay involucrados otros cientos de millones de pesos de impuestos que perderán provincias y municipios.

En la actualidad, las AFJP operan poco más de 1.160 sucursales en todo el país. Aproximadamente, la mitad son inmuebles alquilados, el resto aprovecha la estructura edilicia de alguna sucursal bancaria o vinculada al grupo previsional de la AFJP.

  • Tercerizados

    De modo que según datos privados hay más de 500 alquileres que rondan los $ 4.000 y $ 5.000 promedio país que sus dueños dejarán de percibir. O sea, unos $ 30 millones anuales de alquileres. Pero dentro de cada sucursal hay una serie de servicios contratados como el de la limpieza, seguridad, mantenimiento y otros abonos mensuales que también se cancelarán. Muchos de estos empleos son de baja calidad, pero que ocupan mucha mano de obra.

    A su vez, también hay otra serie de servicios tercerizados por las AFJP, principalmente vinculados al área informática y de comunicaciones, y todas las redes de conectividad entre sucursales. Se trata de cientos de pequeñas empresas integradas por técnicos y profesionales que se aggiornaron de la mano de la jubilación privada. Las AFJP son grandes consumidoras de tecnología, tanto de equipamiento como de software. De más está decir que la renovación de todo este parque tecnológico se frenará.

    Otro rubro que sentirá directamente la desaparición de las AFJP serán los correos, en particular, Correo Argentino, por el envío no sólo de la correspondencia obligatoria como los resúmenes cuatrimestrales a los afiliados, sino además de la no obligatoria.

    Los fiscos provinciales y municipales, aunque también la propia AFIP, que encabeza Claudio Moroni, sentirán el escarmiento porque las AFJP eran importantes contribuyentes por el pago de tasas, contribuciones e ingresos brutos. La AFIP perderá, en concepto del cargo por recaudación de los aportes, más de $ 80 millones anuales. El último dato oficial sobre pago de Ingresos Brutos a junio pasado arroja un monto de $ 54 millones.

  • Salarios

    Aproximadamente, 50% de los gastos operativos de las AFJP corresponde a salarios, que incluye el pago de las comisiones a los promotores ( suman 7.941 a setiembre pasado), el resto se distribuye en gastos de administración; son casi todos servicios tercerizados, como comunicaciones, informática, capacitación, transportes, alquileres, correos, etc.; en gastos de comercialización, que involucra publicidad, viáticos de promotores e Ingresos Brutos.

    También sufrirán los servicios profesionales de contadores, especialistas tributarios, laborales y previsionales, y abogados que contratan mensualmente las AFJP. Otro tanto ocurre con los servicios financieros, pero ello se menosprecia por considerarse perteneciente al maligno mercado de capitales. Aquí perderán comisiones los agentes de Bolsa, fondos comunes de inversión, bancos y otros intermediarios financieros.

    La extensa red de sucursales son consumidoras de servicios públicos, como luz, gas y teléfono.

    Otro sector que será golpeado será el de la publicidad (institucional y folletería), y el sponsoreo de actividades deportivas y culturales. Algunas AFJP auspician, por ejemplo, equipos de rugby y de hockey.

    Toda esta masa de recursos humanos, tecnológicos y de infraestructura que consumen las AFJP pasarán, si prospera el proyecto oficial, a retiro efectivo con el consiguiente impacto en el empleo y el consumo.
  • Dejá tu comentario