Alivia al gobierno la distensión con gremios

Economía

Desde el Ministerio de Trabajo se hizo también un aporte para la candidatura del oficialista Daniel Filmus para jefe de Gobierno de la Capital Federal. La amenaza de pasar la semana previa a la elección con marchas, cortes y protestas varias en la Ciudad, atormentando a los porteños que tienen que decidir su voto para este domingo, finalmente no ocurrirá; al menos por reclamos de aumentos salariales. Funcionó en esto el pacto entre Néstor Kirchner y Hugo Moyano para despejar de quejas a todos los gremios que acompañan al camionero, comenzando por su propio hijo, Pablo, que intentaba levantar montañas de basura en el centro de la Ciudad. Además, Trabajo desmanteló algunas amenazas concretascerrando acuerdos de incrementos salariales. Es el caso de los gastronómicos de Luis Barrionuevo, que por ahora no harán "escraches" a hoteles cinco estrellas. También cerraron sus paritarias los empleados del neumático. En los dos casos se tuvo que admitir que las alzas salariales van mucho más allá del 16,5% pactado entre el gobierno y Moyano; y que ahora pueden llegar oficialmente a 25%. Hasta los colectiveros se encuadraron y no harán paros hasta la próxima semana. Hay un solo temor en el gobierno: lo que suceda con el subte. Mientras la protesta se concentre en levantar molinetes, algo que obviamente no molesta a los pasajeros, Filmus podrá respirar tranquilo.

El Ministerio de Trabajo pudo mostrar ayer avancesen dos de las paritarias que más complicaciones arrastraban en los últimos meses a costa de convalidar aumentos salariales superiores a 23%. La cartera que dirige Carlos Tomada cerró, aunque sea parcialmente, acuerdos en los gremios gastronómicos y del neumático; dos sectores que (aunque por razones diferentes) no adherían al acuerdo que había cerrado Néstor Kirchner con Hugo Moyano, y que como consecuencia reclamaban aumentos superiores a la pauta oficial de 16,5%. Así,los gastronómicos de Luis Barrionuevo acordaron un incremento salarial de aproximadamente 23% con los propietarios de bares y restoranes; mientras que el Sindicato Unico de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA) pactó con las empresas Pirelli y Firestone alzas de 25%.

Para Trabajo, lo importarte de haber cerrado los acuerdos en estos dos sectores responde a la demanda del gobierno que pidió evitar manifestaciones callejeras en la Capital Federal que puedan poner el espíritu del votante porteño en contra del candidato oficial, Daniel Filmus.

Los esfuerzos oficiales se concentrarán ahora en avanzar en las negociaciones entre el sindicato de choferes de colectivos y las cámaras del autotransporte y en los mercantiles de Armando Cavalieri.

La situación general es la siguiente.   

  • Gastronómicos: cerró su paritaria acordando un alza de 23% con FEGRA, la cámara que agrupa a bares y restoranes. Ahora resta que los gastronómicos sellen un entendimiento con la cámara que reúne a los hoteles de cuatro y cinco estrellas que ofrecieron un incremento salarial de 18%, fraccionado en dos partes, 9% en mayo y otro en octubre. Originalmente el sindicato reclamaba un alza de 30%. Sin embargo, el incremento de 23% le permite a Barrionuevomostrar que consiguió para su grupo un alza mayor a 16,5%, algo fundamental para las internas cegetistas.   

  • Neumático: SUTNA terminó de cerrar incrementos salariales de 25% con Pirelli y Firestone, mientras que con FATE retornarán las negociaciones el jueves. En el caso de Firestone, el incremento acordado es de 10% en abril; 6,5% en octubre; 3,5% en marzo de 2008 y 2,5% en mayo más un adicional de $ 1.550 fraccionado en cuatro pagos. En Pirelli, el incremento será de 10% en abril, 6% en octubre, 3% en enero, 2% en abril y 1,23% en junio de 2008, además de un adicional de $ 1.250 a la firma. En FATE los empresarios ofrecieron un incremento de 12% en abril, 6% en octubre, 2% en febrero y otro 2% (en todos los casos acumulativos) en mayo de 2008 más $ 1.400 adicionales en un solo pago a la firma que fue rechazado por los trabajadores en una asamblea.   

  • Colectivos: los choferes de colectivos reclaman una mejora de 20%, pero los empresarios rechazan ese incremento y aseguran que no tienen margen para realizar una oferta «seria» hasta que no hablen con la Secretaría de Transporte de Ricardo Jaime. Los privados esperan obtener la confirmación sobre a cuánto podría ascender el subsidio que el gobierno les daría para que no incrementen la tarifa para el transporte urbano. Sólo de esta forma, afirman los empresarios, podrían luego sentarse a negociar un incremento salarial para los choferes.   

  • Comercio: el jueves volverán a negociar en Trabajo los mercantiles con las cámaras que representan a los comerciantes. En la cartera laboral hay optimismo con que el gremio, pese a que plantea un alza de 22%, se encolumne finalmente con los sindicatos que aceptaron 16,5% (o similar). El conflicto aquí podría aparecer en las discusionessobre el pago por antigüedadque reclama el gremio, y que debería llegar a 2%, mientras las cámaras ofrecen 1%.   

  • Subtes: los delegados de base que dicen representar a los trabajadores del subterráneo confirmaron que entre hoy y mañana dejarán pasar en las horas pico a los pasajeros en varias estaciones clave, lo que le provocará obviamente un perjuicio a Metrovías pero no al gobierno. Los delegados se encolumnan históricamente dentro de las líneas de izquierda más dura y se oponen al aumento de 16,5% que UTA firmó con Metrovías hace 15 días.
  • Dejá tu comentario