Amenaza ahora el campo con un tractorazo a la Capital

Economía

Los productores llevarán a cabo un paro agropecuario de no menos de diez días y no descartan una movilización de tractores desde Santa Fe hasta Capital Federal si Néstor Kirchner no organiza una agenda de negociaciones entre el sector agropecuario y los funcionarios públicos. Además, denuncian que «lo recaudado por las retenciones es para pagar la deuda externa y para el financiamiento de campañas políticas y no para controlar el precio de los alimentos».

Durante una jornada de protesta realizada ayer en distintos puntos del país, el titular de Federación Agraria, Eduardo Buzzi, sostuvo que «los productores están decididos a avanzar en un paro si el presidente Néstor Kirchner no convoca a una agenda agropecuaria».

  • Sensatez

    «No queremos llegar a un paro agropecuario; esperamos que en los próximos ocho días aparezca la sensatez por parte del gobierno para no llegar a una confrontación que puede derivar en un tractorazo hasta la Capital», dijo Buzzi, acompañado por Ulises Forte, vicepresidente segundo de FAA.

    El paro agropecuario sería de unos once días con la consigna de «no comprar ni vender» productos del campo, segúninformaron desde FAA. Por su parte, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) realizaron ayer una asamblea en Bahía Blanca que contó con la presencia de más de 300 productores que expresaron su malestar por las medidas dictadas desde el Poder Ejecutivo.

    «La Argentina se encuentra gobernada por insaciables personajes que desde que han asumido en 2003 vienen implementando nefastas políticas sectoriales», sostuvo un comunicado de prensa de CARBAP.

    Algunos de los reclamos que las entidades le exigen al gobierno son: la inmediata normalización del mercado de granos, la eliminación de las trabas a las exportaciones de carnes, abandonar definitivamente aquellas prácticas que no son propias de un sistema democrático en el mercado de carnes, leche y granos y que origina la ganancia de los especuladores de siempre, los exportadores e intermediarios, y que no han provocado beneficio económico alguno en el consumidor y la creación de un Ministerio de Agricultura con funcionarios idóneos en el sector.

    Con respecto a las declaracionesde algunos funcionariosdel gobierno, Buzzi sostuvo: «Aníbal Fernández debería tener más información del Noroeste Argentino, de los productores pequeños que están abandonados por este gobierno. Este ministro debe tener en cuenta cómo mantener a esos productores y no seguir con una política de concentración». Y agregó: «El gobierno lleva adelante una política antiproductores».

  • Denuncia

    «El gobierno no puede atribuirse méritos por la cosecha récord. Está bien que haya cien millones de toneladas, y una producción récord del campo. Pero eso se logró a pesar de este gobierno y no por lo que hacen de positivo los funcionarios. Ayudan el buen clima y las condiciones internacionales, pero si hubiese sido por ellos, nunca se llegaba a esa cifra», denunció el dirigente en una conferencia de prensa de la entidad.

    Además, las entidades agropecuarias informaron que las grandes cuestiones que motivan el paro no tienen que ver solamente con la suba en las retenciones de la soja y sus derivados. Por el contrario, sostienen que «hace falta un lugar para discutir políticas en serio porque no solamente confiscan el bolsillo de las pequeñas y medianas empresas agropecuarias, sino que profundizan una concepción republicana cada vez más frágil».
  • Dejá tu comentario