Aerolíneas Argentinas destrabó el proceso de fusión con Austral

Economía

Logró un acuerdo con los pilotos de ambas empresas, que pertenecen a organizaciones sindicales separadas. El proyecto permitirá sanear la compañía más rápido, dijo su presidente Pablo Ceriani.

El proceso de fusión entre Aerolíneas Argentinas y Austral -que se anunció en mayo- registró un avance fundamental durante el fin de semana: consiguió el aval de los pilotos de ambas líneas aéreas estatales, que pertenecen a organizaciones sindicales separadas.

Así, según el plan original de la conducción de Aerolíneas que encabeza Pablo Ceriani, el año próximo la compañía de bandera tendría una estructura unificada que le permitirá mejorar su productividad, evitando duplicaciones en las estructuras y generando un ahorro estimado en u$s100 millones al año.

“Dimos un paso fundamental para la concreción de la fusión de Aerolíneas Argentinas y Austral. Alcanzamos un acuerdo entre los pilotos de ambas empresas que pone fin a una historia de desencuentros al interior de nuestra línea aérea”, expresó Ceriani, al anunciar el arreglo con los dos gremios de pilotos.

En Aerolíneas la representación está a cargo de APLA y en Austral, de UALA. Ahora aceptan unificar escalafones y la representación gremial.

Este era el punto más complicado de resolver para poder avanzar en la fusión de empresas según admiten sus protagonistas, dado que pilotos es el único gremio duplicado. A partir del acuerdo, la conducción de Aerolíneas pondrá proa en avanzar con los pasos que requiere la transformación.

Cuando se anunció el plan en mayo último, el objetivo era completar el proceso hacia fin de este año. El cumplimiento de este plazo dependerá también de cuánto se extienda la situación excepcional de la pandemia.

El proceso de fusión tiene dos aspectos centrales. Por un lado, implica una reestructuración interna profunda, ya que existen estructuras duplicadas que funcionan de manera autónoma y sin coordinación. Hay, por ejemplo, un área de mantenimiento específica para atender los aviones que pertenecen a una u otra empresa. Desde Aerolíneas destacan también que hay una duplicación en la estructura de pilotos, tripulantes de cabina y personal de tierra.

Según explicó Ceriani, al eliminar esas duplicaciones “se gana economías de escala, mayor nivel de productividad, y se avanza hacia una operación coherente, sustentable”.

Sobre este punto, el presidente de Aerolíneas añadió: “Para ser eficiente necesita estar unificada; por otro lado te proyecta y te da la potencia para sanear la compañía más rápido”.

Por otro lado, la transformación implicará la creación de una nueva unidad de negocios para brindar servicios de mantenimiento de aviones a otras empresas de la industria aeronáutica. Se busca aprovechar así la capacitación y experiencia del personal que pueda quedar disponible tras la unificación de estructuras. Más allá del cambio de gestiones, tanto Aerolíneas como Austral cuentan con una reputación ganada en materia de seguridad, certificaciones internacionales y poseen la infraestructura necesaria.

Como parte del mismo proceso, está prevista la creación de una unidad de negocios de carga, para impulsar un negocio poco desarrollado en Aerolíneas con relación a su amplia red de rutas aéreas. En todo el mundo, las líneas aéreas dejaron de transportar pasajeros debido a la pandemia, pero los vuelos de carga se potenciaron. Aerolíneas realizó varios vuelos cargueros a China para trasladar insumos médicos. Y a partir de este mes reanuda el transporte de arándanos producidos en Salta, Tucumán, Entre Ríos y Buenos Aires en los cuatro vuelos semanales que ofrecerá a Miami. Por esa razón, anunció que “en el tramo de ida saldrán a la venta sólo 50 tickets en función de la capacidad de bodega de la aeronave”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario