Pico de venta de autos por blue no es mayor porque faltan modelos

Economía

La demanda de vehículos se mantiene fuerte por la ganancia que provoca la brecha cambiaria. Sin embargo, las trabas a la importación le ponen un techo a ese crecimiento.

En medio de la hecatombe económica, financiera, sanitaria y política que vive el país hay un rubro que se abre entre los escombros: las ventas de autos. El regreso a la actividad del sector con el aire que le insufló la brecha cambiaria disparó la demanda en las últimas semanas. Mayo fue un mes accidentando, con operaciones parciales por la cuarentena, por lo que su balance no es del todo representativo. Sin embargo, junio se desarrolló dentro del marco de cierta normalidad y eso se refleja en las estadísticas.

En lo que va del mes se llevan patentadas unas 22.000 unidades. Esto representa un crecimiento de 150% respecto al mes pasado (con salvedad recién realizada ya que los primeros días del mes pasado fueron de pocas operaciones), pero está 18% arriba en comparación con junio de 2019. Si se mantiene esta tendencia, este mes podría cerrar con el primer crecimiento interanual en 24 meses. La última vez fue en mayo de 2018 ya que, después, la caída fue constante por el impacto de la devaluación de ese año. Para posibilitar ese logro, el mes tendría que superar las 36.161 unidades registradas hace un año.

P09 - patentamientos 2x76mm.jpg

En el sector estiman que es posible. Los cálculos que realizan por estos días indican que se va a llegar con seguridad a los 35.000 vehículos patentados. De ahí para arriba dependerá de una serie de factores, pero no del más importante que es la demanda, ya que clientes interesados en comprar un 0 km hay en buena cantidad. Siempre hay que recordar que se trata de personas que están atraídas por precios en dólares “billete” muy tentadores. Como ya se publicó en varias oportunidades, los autos están en valores históricamente bajos si se hace la conversión de listas en pesos al valor del tipo de cambio oficial y se toma en cuenta la cantidad de dólares que se necesita vender en el mercado ilegal para llegar a esa cifra.

Los problemas pasan por la disponibilidad de vehículos. Las trabas a las importaciones están reflejándose en menor oferta de modelos, tal como adelantó Ámbito en su momento. Lejos de solucionarse el problema, cada vez es más estricta la restricción de divisas para pagar a proveedores del exterior. La otra medida que apunta a restringir los ingresos viene por el lado de la burocracia aduanera. Los permisos de importación -conocidos como SIMI- siguen siendo un embudo arbitrario para dejar pasar 0 km. Se estima que hay 10.000 unidades en el puerto esperando el visto bueno oficial.

Otro tema que atenta contra la oferta de vehículos tiene que ver con las relaciones comerciales entre terminales y concesionarias. Ante la falta de unidades (en Brasil -el principal proveedor de autos del país- recién se está reiniciando la producción automotriz), las terminales no pueden asegurar el precio de un 0 km entre el momento de la venta en la concesionaria y la entrega. En algunos casos, la demora es de 120 días. Esto implica que, ante un aumento del valor, la diferencia entre lo que pagó el comprador y el precio al que le va a vender la automotriz corre por cuenta de la agencia. Es por eso que en muchas concesionarias se comercializa sólo lo indispensable para cubrir los gastos fijos y las demás unidades se sacan de la oferta. De otra manera, se descapitalizarían ya que venderían un auto y con lo cobrado no lograrían reponer otra unidad. La preocupación no es por el ajuste en las listas que puede hacer la terminal ya que es un porcentaje previsible. El riesgo que se corre es que el dólar oficial tenga un salto significativo y se tenga que pasar la operación a pérdida. “¿Alguien puede garantizar que el tipo de cambio se va a mantener estable en los próximos cuatro meses?”, interrogó un dealer con una lógica inapelable.

Otro tema son las mayores restricciones por el coronavirus más el ritmo de los trámites en los registros. Muchos tuvieron que cerrar por contagios. Esto puede ser una limitante para que el mercado supere las 36.000 unidades y mostrar el regreso del crecimiento interanual. Como se escucha por estos días en el sector no se venden más autos porque no hay disponibilidad. La tentación cambiaria y la sospechas de que esta primavera no va a durar para siempre hacen que la demanda, hoy, supere ampliamente la oferta.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario