Por trabas a importados, autos usados premium cuestan más hoy que los 0 km

Economía

Ante la escasez de modelos del exterior nuevos, muchos consumidores buscan modelos de dos o tres años de antigüedad con fuertes sobreprecios.

El desabastecmiento de autos por las trabas a las importaciones está provocando situaciones insólitas en el mercado automotor. La anormalidad se produce en casi todos los segmentos pero en el de alta gama o premium se percibe con mayor contundencia. Ante la falta de 0 km, hay un boom de demanda de vehículos usados “jóvenes”, como se denomina a modelos de entre uno y tres años de antigüedad. En el sector estiman que por cada vehículos tienen tres o cuatro compradores firmes por lo que se disparan los precios.

Este tipo de vehículos, con pocos kilómetros en el motor, son los más codiciados y hacen que su valor supere a los precios de listas que rigen para su equivalente nuevo.

“Ante la falta de oferta y con una demanda fuerte, los dueños de estos autos, hacen valer su producto y piden para venderlo un valor fuera de los niveles que se manejan normalmente. Si un vehículo de un par de años, tradicionalmente tenía una depreciación de 25%, hoy esa brecha no existe y se exigen precios iguales o superiores a los de lista” explicó a Ámbito, Rubén Jara Ibaceta, fundador de FAN Autos, concesionaria especializada en la venta de usados de alta gama en la zona de Nordelta y Pilar.

Está claro que esta particularidad se produce porque, en la realidad, no hay disponibles autos nuevos de este segmento por la restricción a las importaciones que dispuso el Gobierno. Cuando se habla de marcas premium, se apunta directamente a las tres alemanas de mayor penetración: Audi, Mercedes-Benz y BMW. Pero lo mismo sucede en otros vehículos dirigidos a compradores de alto poder adquisitivo, desde Porsche o Volvo o la alta gama de automotrices generalistas. Por este motivo, las listas oficiales de precios son, en la mayoría de los casos, simbólicas ya que no hay productos a la venta. El poco stock que puede existir se “guarda” a la espera de un comprador que esté dispuesto a pagar sobreprecios.

Relevamiento

En un relevamiento realizado por Ámbito en concesionarias que comercializan estos vehículos de segunda mano se pudo comprobar esta situación. Un BMW Serie 3 tiene un precio de lista de u$s79.900.Al cambio oficial, esto representan unos $7.200.000. En una agencia, el mismo modelo pero del año 2020, con 7.300 kilómetros, tenía un precio de u$s64.500 “billetes”. Si se toma la cotización del blue del cierre del viernes, esto representa $9.600.000. Es decir, $2.800.000 más, un 33% de incremento.

p24-autos.jpg

“En el mercado, hoy, no hay precio. Los autos valen lo que está dispuesto a pagar el comprador. Los vendedores de autos usados premium, sabiendo la escasez que hay, exigen dólares en mano” señaló el dueño de otra concesionaria. No sólo el faltante actual de 0 km, impulsa la demanda de usados sino que hay mucha incertidumbre sobre la reposición de esos modelos. “Nadie sabe si van a entrar autos importados ni cuándo lo harán” agregó el empresario.

Otro ejemplo encontrado fue el caso de un Audi A3 Sedán. Este modelo se encuentra ante un cambio de línea y no hay 0 km. Se está esperando la llegada de su actualización. El último precio oficial conocido era de u$s42.000, unos $3.700.000 (o u$s25.200 “billetes”). Por un modelo 2020, con 4.500 kilómetros, se piden u$s37.500 “billetes”, al cambio del “blue”, unos $5.625.000. Un Mercedes-Benz Clase C 200 tiene un precio de lista de u$s58.500 que, al cambio oficial, son $5.265.000 o u$s35.100 “billetes”. En una concesionaria piden por un modelo 2018, con 35.000 kilómetros, u$s32.500 en “billetes”, unos $4.900.000. En este caso, con 3 años de antigüedad, se pide casi el mismo valor que el 0 km.

Ante una demanda fuerte para estos usados premium, no es fácil encontrar propietarios que estén dispuestos a desprenderse de su vehículo comprado en los últimos dos años. Sin embargo, una parte de la oferta proviene de personas que compraron sus 0 km en tiempo de disponibilidad y buscan ahora hacer una diferencia para pasarse a otros segmentos. “Tenemos casos de dueños de autos de las marcas alemanas premium que venden sus vehículos a buen precio y se pasan a una pickup full” señaló Jara Ibaceta

Dejá tu comentario