Autos: preparan plan poscuarentena para reactivar ventas

Economía

El proyecto lo están elaborando ADEFA, ACARA y los gremios en conversaciones con el Gobierno. Habría créditos a 36 meses con un interés de entre 10% y 12%. Depende de un acuerdo con bonistas.

En un sector automotor que venía en caída desde hacía dos años, la pandemia lo puso en estado crítico. Con concesionarias cerradas por más de un mes y consumidores aislados en sus casas, las ventas desaparecieron. Si bien en las últimas semanas se flexibilizaron las condiciones de aislamiento y, por efecto de la brecha entre el dólar oficial y el blue, la demanda muestra una sensible mejora, la misma no está cimentada sobre bases sólidas.

La recuperación del mercado requiere algún tipo de estímulo. Por este motivo, el Gobierno, las automotrices y el gremio de SMATA están trabajando en un plan de reactivación poscuarentena. El proyecto, por el momento, está en estado incipiente. El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, tiene demasiadas urgencias que atender hoy como para dedicar su atención al mediano o largo plazo pero tampoco puede desatender por completo el día después. La prioridad del funcionario respecto del sector, en este momento es la puesta en marcha de todas las fábricas. Sus colaboradores, especialmente al secretario de Industria Ariel Schale, están comenzando a analizar las distintas medidas que se pueden aplicar. Dentro de esa estrategia, terminales, concesionarias y sindicalistas están delineando las bases de una propuesta para ser presentado al Gobierno.

Son varias las ideas que están en discusión. Lo más importante es que la iniciativa estará basada en la financiación. Se buscará poder acordar tasas preferenciales para la compra de 0 km para aumentar la participación de las ventas a crédito. El objetivo es que haya líneas de crédito a 36 meses con una tasa de entre 10% y 12%. También se aplicará a la adquisición de motos, un proyecto que ya está más avanzado.

En épocas normales, este tipo de operaciones representan más del 50% del total del mercado de 0 km. La mitad se realizan por planes de ahorro pero la otra parte se llevan a cabo por financiación de bancos o entidades financieras de las terminales. Con la suba de tasas de los últimos meses, las ventas a crédito se desplomaron. La idea es ofrecer créditos con cuotas acordes a los niveles de ingresos de los asalariados.

Si bien hay interés de ambas partes (pública y privada) de trabajar en ese sentido, por el momento no se pueden tomar decisiones concretas debido a la situación delicada del país que entró la semana pasada en default. Por eso, habrá que esperar a la negociación con los bonistas. También hay mucha incertidumbre en cuanto a la disponibilidad de dólares, algo clave en una industria que importa la mayor parte de los 0 km y autopartes. De todas maneras, se seguirá trabajando en ese proyecto de plan.

Desde las empresas remarcan las medidas de estímulo que están aplicando en algunos países europeos para reactivar las ventas. Son realidades distintas, por las capacidades económicas diferentes con la realidad argentina, pero se cree que pueden servir de referencia para el plan local.

Esta semana, el presidente de Ford Argentina y titular de ADEFA, Gabriel López, en declaraciones a un noticiero, puntualizó que, para recuperar las ventas, el sector necesita que se ofrezca financiación a tasas accesibles. La precisión de esa referencia se debió a que ese el consenso de lo que piensan las terminales y sobre lo que se está trabajando. “La brecha cambiaria puede servir para atenuar estos meses de profunda crisis. Va a ser un año muy duro y se requieren medidas como están aplicando otros países. En la Argentina, la solución tiene que pasar porque haya financiación. Esa es la salida” dijeron en otra terminal. También estaría descartada la posibilidad de ofrecer descuentos a costa de subsidios del Estado. No quieren repetir la mala experiencia del plan de descuentos que lanzó el gobierno de Mauricio Macri que dejó su mandato sin pagarlo en su totalidad y equivale a una deuda de $1.200 millones con las automotrices.

Con la reapertura de las concesionarias en Capital Federal y en varias provincias, los patentamientos vienen creciendo a buen ritmo. Ayer se registraron casi 2.000 0 km y esperan que el mes cierre por arriba de las 20.000 unidades. Es, por el momento, un número bajo pero deja una buena tendencia para junio.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario