Benetton redobla su pelea

Economía

Roma (AFP) - El empresario italiano Luciano Benetton manifestó ayer, en una carta publicada por el diario «Il Corriere della Sera», su enojo por el «diálogo estéril» sobre el conflicto que vive con los indígenas mapuches de la Argentina. «Pasaron casi tres años desde que comenzamos a tratar el problema de las tierras en la Patagonia», recordó Benetton en su carta, dirigida al Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, quien medió en el caso. «Desde que se inició el diálogo el único resultado concreto logrado fue la donación hecha por nuestra compañía de 7.500 hectáreas de tierra para las poblaciones nativas», agrega el empresario.

Dicha donación fue rechazada por el gobierno provincial de Chubut, que calificó a las tierras de «inservibles», aunque el empresario aseguró que «son de buena calidad y potencialmente productivas». Asimismo, Benetton admitió haber hecho lo posible por solucionar el conflicto, sin lograr resultados concretos y se lamentó de que sus pedidos hayan caído «en el vacío».

  • Buena voluntad

    «Estamos dispuestos a participar en otros proyectos de desarrollo. Pero para poder llevarlos a cabo se requiere de la buena voluntad, de los recursos y del trabajo de todos, tanto de las poblaciones indígenas, como de las autoridades», sostuvo en su misiva.

    Además advirtió que «se cayó en el inmovilismo, en dar soluciones precarias de carácter asistencial o en la ausencia de reales planes de desarrollo» y añadió que su empresa, Compañía de Tierras, «no puede solucionar las necesidades, retardos, conflictos y responsabilidades que vienen de varios siglos de historia».

  • Presuntuoso

    En relación con la mediación de Pérez Esquivel, dijo que «es presuntuoso pensar que un empresario italiano y un Premio Nobel argentino puedan resolver los problemas de la Patagonia». Benetton sostiene que su compañía no expulsó a nadie de sus tierras y que sólo se limitó a adquirir en 1991 terrenos dedicados a la ganadería.

    No obstante, la comunidad mapuche lo denunció penalmente, en mayo pasado, por el presunto delito de usurpación de tierras en la provincia de Chubut. Asimismo, en su carta aseguró que la familia Curiñanco, que lo demandó por no poder regresar a su tierra, ocupaba ilegalmente el terreno.

    Actualmente, Benetton posee 300.000 hectáreas en Chubut y 970.000 en toda la Patagonia, donde produce 10% de la lana que utiliza para sus prendas y está considerado uno los mayores terratenientes de la Argentina.
  • Dejá tu comentario