Qué opinan los analistas de las condiciones de los nuevos bonos: ¿el país más cerca o más lejos del default?

Economía

Para analistas, la oferta "quedó muy lejos" de lo exigidos por acreedores y prevén caídas de precios el lunes

La propuesta completa finalmente está sobre la mesa. El Gobierno presentó este viernes los flamantes nuevos bonos con los que busca convencer a los acreedores en el proceso de reestructuración de la deuda por unos u$s 70.000 millones bajo legislación extranjera.

La Argentina les ofrecerá títulos denominados en dólares y euros con vencimientos en 2030, 2036, 2039, 2043 y 2047 y con ínfimas tasas de interés, crecientes de entre 0,5% y 4,875% según el instrumento.

El Gobierno ya había anunciado el jueves que el plan de reestructuración incluía un recorte de intereses del 62%, un período de gracia de tres años y una quita de capital del 5,4%.

En el caso del bono más corto en dólares, que vence el 15 de noviembre de 2030, la tasa de interés anual será de entre 0,5% y 1,75% y abonará el capital en cinco pagos, el primero de ellos el 15 de noviembre de 2026.

El título en dólares que vence el 15 de noviembre de 2043, pagará una tasa de interés anual de entre 0,6% y 4,875%. El capital será abonado en 14 pagos, el primero el 15 de noviembre de 2030.

Si bien se descontaba de antemano un rechazo de la propuesta por parte de los acreedores, a algunos analistas les sorprendió la reacción alcista de los bonos entre jueves y viernes, que en algunos casos anotaron avances superiores al 15%. Sin embargo, con los detalles ahora conocidos de la oferta, léase condiciones de los nuevos bonos, ya no quedan dudas de que la propuesta será desestimada por los bonistas, confirmando un escenario muy complejo para el Gobierno en las próximas semanas.

La opinión del mercado no es homogénea, algunos creen que la Argentina irá camino a un nuevo default, mientras que otros esperan que el ministro Guzmán ceda ante algunas exigencias de los acreedores para por lo menos intentar evitar la cesación de pagos, un deseo que el presidente Alberto Fernández ha manifestado en varias ocasiones.

Leonardo Chialva, de Delphos: “La propuesta quedó muy lejos de lo que pedían los bonistas”

Teníamos una visión contraria al consenso de mercado, que festejó con subas de bonos entre jueves y viernes. El mercado tomó más literal las palabras de Guzmán.

La propuesta no es uniforme para todos los bonos: los más cortos van a tener mayor quita y menores cupones de interés, y los más largos menor quita y mayores cupones interés.

El bono corto, que no es tan corto, porque pasó a ser que vence en 2030, si bien empieza pagar en 2026, en cinco cuotas en los últimos cinco años, tiene una quita del 12%, y un cupón promedio debajo del 1%

La oferta da descontado el 12%, que es bastante generoso para bonos que no pagan prácticamente nada durante los primeros cinco años. Pensemos que en el mundo hay bonos que rinden 10% y te pagan 7% mínimo por año.

Es una propuesta que vale u$s35 u$s37, está muy lejos de lo que pedían los bonistas, por lo que no van a aceptar esto en lo más mínimo.

Creo que ayer vimos el capítulo uno de la temporada uno de la serie de Netflix “rumbo al default”. Hoy vimos el capítulo 2 y faltan muchos otros capítulos y de varias temporadas, por lo que hay que seguir comprando pochoclo porque va a estar divertido lo que viene en las próximas semanas.

bonos 2.jpg

Gustavo Neffa, de Research for Traders: “El Gobierno va a tratar de acercarse a los acreedores”

La propuesta contempla cinco grandes grupos de bonos, y tiene sus gemelos en euros. Algunos tienen una quita del 12%, otros del 5%, y los más cortos nos tienen” haircut”, así que los tenedores deberían elegir entre qué grupos de bonos tenes.

Todos los bonos arrancan con tasas muy bajas 0,5 o 0,6%, y terminan en función de cómo están alargados los plazos en el tiempo, así que eso va a depender de que vos no tenías antes por cual te lo canjean.

Los valores presentes netos (VPN) están entre 31,6 y 38,8, está en línea con lo que proyectábamos.

La propuesta es agresiva, por lo que yo esperaría que el lunes bajen los bonos. Creo que se adelantaron entre jueves y viernes a un tratamiento especial o mejor de lo que se está descontando, con lo cual imagino que esto debería ser una baja de los precios de los títulos el próximo lunes.

Muchos fondos estaban esperando estos detalles para decir “no lo acepto”, incluso sin saber lo que era valor presente neto de la propuesta, algunos se adelantaron a que iban a rechazarla cuando escucharon al ministro Guzmán el jueves.

Veremos si el ministro de Economía tendrá la voluntad de evitar un default, como ya lo expresó el presidente Fernández, o si decide plantarse con esta oferta. Yo creo más en lo primero, el Gobierno va a tratar de acercarse a lo que los acreedores pretendan de mejora en la oferta.

grupos de bonos.jpg

Sergio Morales, presidente de CELAI: “Habrá un efecto más negativo sobre los bonos con mayor duración”

Cuesta creer que se llegue a un acuerdo con esta propuesta inicial “hard”, no por propuesta en sí, la cual provocará un efecto más negativo sobre los bonos con mayor duración, sino porque en el nuevo esquema de sostenibilidad de la deuda externa, Hacienda prevé que el equilibrio fiscal podría llegar recién en 2023.

Es decir, existe también una disparidad en la relación riesgo-retorno que tampoco es muy atractiva para la short-term debt.

En este sentido, los bonos soberanos vienen experimentando un mini-rally alcista por la probable negativa de los tenedores de deuda y posible mejora de esta primera oferta. Creo que esta alza podría llegar a continuar con extrema volatilidad hasta el próximo miércoles 22 de abril, que es cuando vencen unos u$s500 millones en intereses de los bonos globales.

Gustavo Ber, economista de la Consultora Ber: “Se confirman los duros términos y condiciones”

La propuesta confirma los duros términos y condiciones que ya venían descontando los acreedores, en especial respecto a los bajos cupones y los periodos de gracia de los nuevos títulos.

Ello se debe a que la oferta otorgaría un valor presente neto ligeramente por encima de las cotizaciones actuales de los títulos con ley de Nueva York, aunque implican una fuerte quita de alrededor del 65%, con incertidumbre además para los tenedores respecto a un plan económico asociado que asegure a futuro poder afrontar dichos compromisos.

Ahora resta esperar la reacción de los tenedores a dicha dura propuesta, así como también las posibilidades de que se abra espacio a una negociación para mejorar el valor de recupero, a fin de conocer las chances de aceptación, considerando los desafiantes niveles que exigen las CACs, y así evitar transitar - en caso de no lograrse un acuerdo en el limitado plazo de 20 días - hacia un default.

PROPUESTA EN ESPAÑOL

Canje BONOS LEY NY CASTELLANO.pdf

PROPUESTA EN INGLÉS

PROPUESTA ARGENTINA.pdf

Dejá tu comentario