Brasil: volvió a subir el dólar por crisis política

Economía

San Pablo (DPA, AFP) - El oficialismo brasileño debió ratificar ayer al ex ministro de Salud, José Serra, como su candidato a la presidencia en las elecciones de octubre, luego de la denuncia por un presunto pedido de coimas de parte de un recaudador de fondos para campañas políticas del presidente Fernando Henrique Cardoso y para el propio Serra. Mientras, la Bolsa de Valores paulista reflejó la tensión política y la consolidación de las chances del izquierdista Lula da Silva y bajó 0,71 por ciento, mientras que el dólar alcanzó su valor más elevado desde el 15 de febrero (2,435 reales).

El jefe del Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB), José Aníbal, respondió a la posición asumida por el Partido del Frente Liberal (PFL), cuyo presidente, Jorge Bornhausen, manifestó que su agrupación vería con agrado su retorno al gobierno si es que se optara por otro candidato a la presidencia por la coalición. El PFL dejó el gobierno en marzo, después de siete años de alianza, como rechazo a acusaciones de sectores oficialistas en contra de Roseana Sarney, quien finalmente debió renunciar a sus aspiraciones presidenciales ante la avalancha de pruebas. El jefe del PSDB expresó que la candidatura de Serra «es fruto de una alianza con el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB, centrista) y las demás fuerzas políticas que apoyan la continuidad de las reformas emprendidas por el gobierno del presidente Cardoso desde 1994». Bornhausen había avanzado en su crítica al oficialismo al aducir que el candidato no debía «salir del seno del gobierno porque estaría ligado a la usura del poder».

• Incertidumbre

Según los analistas, el clima de incertidumbre política alimenta el pesimismo en el mercado financiero, que teme un cambio en la política económica en caso de que se confirme la tendencia triunfante del izquierdista Luiz Inacio Lula da Silva (Partido de los Trabajadores) en los comicios de octubre, que definirán el sucesor de Cardoso. Encuestas ubican al izquierdista con cerca de 40% de la intención de voto en primera vuelta, lo que lo dejaría a un paso de ganar el ballottage.

«No logramos convencer nuestros clientes a dejar su dinero invertido en acciones. El riesgo político es muy grande, y los bancos extranjeros están vendiendo todo», afirmó un operador consultado por la agencia Folha Online.
Los bancos de inversión europeos y noteamericanos aconsejan desde hace días la venta de acciones y de títulos de la deuda, lo que eleva el riesgo-país brasileño al cuarto lugar mundial (906 puntos).

La candidatura de Serra, ubicado a casi veinte puntos de Lula en los sondeos, tambaleó ante denuncias publicadas por la revista «Veja» contra el ex director del Banco do Brasil,
Carlos Sergio de Oliveira, sobre el presunto cobro en 1997 de comisiones a un empresario, a nombre de dirigentes del PSDB, para facilitar la adjudicación de la empresa Vale do Rio Doce.

Dejá tu comentario