Economía

Cae proporción del consumo destinada a alimentos al 22,7%

El INDEC publicó resultados de la Encuesta Nacional de Gasto de los Hogares para el relevamiento de 2017-2018. Lo que subió fue el gasto en Transporte.

El INDEC volvió a publicar ayer el Informe de la Encuesta Nacional de Gasto de los Hogares (ENGHo), realizado entre 2017 y 2018. Allí, el organismo destacó que los hogares consumen hoy en día una menor proporción de sus ingresos para alimentos y bebidas que, de todas formas, sigue siendo el principal componente, con un 22,7% del total a nivel nacional. En las mediciones anteriores, 1996-1997 y 2004-2005, los relevamientos habían arrojado que este segmento representaba 28,8% y 25,7% del consumo total, respectivamente.

La publicación de este informe podría considerarse como un hito de la era Todesca al frente del INDEC, o como uno de sus mayores legados en el organismo, considerando que en diciembre, con el cambio de presidencia, dejará la institución para volver al sector privado. La ENGHo es un índice que busca relevar y obtener información actualizada sobre los hábitos de consumo de los hogares en la Argentina y sus características sociodemográficas. En esta oportunidad, se observaron cerca de 45.000 viviendas en todo el país. Este estudio proporciona información importante para el cálculo de las ponderaciones de diversos indicadores, como son el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y para la actualización de las estructuras de las canastas de bienes y servicios, que se utilizan para la elaboración de líneas de pobreza e indigencia.

Por su parte, el gasto en Transporte representó el 14,3% del consumo. Y, en este caso, la proporción se incrementó en relación a anteriores estudios (11,2% y 11,6%). El rubro Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, representó el 14,5% del gasto de consumo para el total del país. La cifra aumenta a 28,2% en los hogares inquilinos. A su vez, el rubro Salud representó el 6,4% del gasto de consumo en el total del país. Para aquellos hogares con cobertura prepaga, de Salud ascendió a 11,4%, mientras que para los que contaban con una obra social fue del 5,6%. En las viviendas que solo tienen cobertura de salud pública, el gasto fue de 3,5%.

Los hogares sin adultos mayores destinaron el 5,1% de su gasto de consumo a Salud y el 3,6% a Educación. Las casas con un adulto mayor asignaron el 9,5% de su presupuesto al gasto a Salud y el 1,5% a Educación. Finalmente, los hogares con dos o más adultos mayores emplearon el 14,0% de su presupuesto en gastos de Salud y el 0,8% en Educación. En tanto, las familias destinaron el 8,6% de sus gastos en Recreación y Cultura y Prendas de Vestir Calzado, el 6,8%.

Otro de los aspectos que se analiza en el informe es el modo de pago. Así, se desprende que el 69,3% del gasto total de consumo relevado se realizó en efectivo, mientras que el 19,5% correspondió a pagos con tarjeta de débito y crédito. Este hecho responde principalmente a que gran parte de la economía todavía se maneja dentro del sector informal, en torno a un 35% de la misma, cifra que podría aumentar en el caso de que sigan deteriorándose los indicadores sociales, de ingreso y de empleo. Otro dato relevante para destacar fue que el 51,7% del gasto en transporte de media y larga distancia se hizo a través de internet.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario