Carne: temen retenciones y empresas frenan exportación

Economía

El gobierno seguirá controlando esta semana la evolución del acuerdo por el precio de la carne y analizará la propuesta de los frigoríficos exportadores para autorrestringir sus exportaciones.

Mientras la hacienda en pie subió 0,4% durante la última semana, los empresarios reunidos en el Consorcio ABC, los mayores vendedores de carne al exterior, pretenden reunirse con la ministra de Economía, Felisa Miceli, para explicar la viabilidad de una propuesta que fue presentada por nota ante esa cartera. Allí los frigoríficos avanzaron sobre su idea para que, con excepción de los cinco cortes más caros de la media res como lomo, bife ancho, bife angosto, cuadril y tapa de cuadril, cada empresa autolimite sus exportaciones a 80% de los niveles actuales para carnes enfriadas y congeladas.

Argumentan que con 20% de carne exportable que proponen volcar al mercado interno podrían aportar 12 mil toneladas mensuales a la demanda local. Según la nota, la implementación «requiere una activa supervisión por parte de esa cartera para contribuir a la estabilización del abastecimiento del mercado interno de carnes vacunas y de los precios; preservando los elementos más relevantes de la exportación de carnes de cara a los objetivos compartidos a largo plazo para el sector».

La propuesta de los exportadores pretende evitar la suba en las retenciones (amenazalanzada desde la Secretaría de Agricultura) y frenar la implementación del nuevo registro de vendedores de carne al exterior que se impuso la semana pasada para las colocaciones externas de carne
. De hecho, el vocero del Consorcio de Frigoríficos Exportadores, Mario Ravettino, explicó durante el fin de semana que «el gobierno creó un registro mediante el cual para cada exportación hay que solicitar una autorización. A veces tienen un lapso de 30 días para avalar la salida. Por eso, buscamos con la propuesta hecha a Miceli de que todas los frigoríficos se autolimiten en 20 por ciento en las exportaciones. Pero que lo que podemos exportar que lo podamos hacer libremente».

La presentación cuenta con el apoyo de otras cámaras que compiten en mercado interno aunque existe discrepancia con la segunda cámara más importante del sector carnes (UNICA) sobre la posibilidad de incluir productos termoprocesados, que empresas como
Swift, por caso, lideran en sus ventas a Estados Unidos.

Miceli sigue muy solicitada por la cadena de ganados y carnes desde que los ruralistas agrupados en la
Sociedad Rural y en Confederaciones Rurales (CRA), junto a los consignatarios, quitaron sus firmas del acuerdo de precios. Las entidades que no firmaron se reunieron el viernes para definir estrategias sobre la relación con el gobierno aunque no recibieron respuesta por un pedido de audiencia que solicitaron a Economía.

Dejá tu comentario