Carne: Gobierno reabre parcialmente exportaciones y hace foco en el mercado interno

Economía

Las medias incluyen la prohibición de enviar al exterior siete cortes de consumo habitual en la mesa de los argentinos. Buscan ampliar la oferta doméstica para frenar la escalada de precios e incluso lograr un retroceso.

Tal como adelantó Ámbito, el Gobierno presentó ayer una batería de medidas tendientes a ampliar la oferta disponible de carne en el mercado interno con el claro objetivo de frenar la suba de precios que en el último año supera el 70%. Mediante un DNU, firmado por el presidente Alberto Fernández, se dispuso la prohibición de exportar siete cortes de consumo habitual en la mesa de los argentinos y la reapertura parcial de las exportaciones, que regirá hasta el 31 de agosto próximo y que estipula que en este período se podrá enviar al exterior el 50% del promedio para este lapso de 2020.

Los anuncios estuvieron a cargo del ministro de Producción, Matías Kulfas y su par de Agricultura, Luis Basterra, quienes en su presentación remarcaron que durante el cierre del registro de exportaciones dispuesto por 30 días y que venció esta semana, se buscó reordenar a la cadena de ganados y carnes con la mirada siempre puesta en las necesidades del mercado interno.

“El Presidente le expresó su preocupación a todos los sectores de tener mecanismo que permitan revertir y frenar este proceso de alza que no tiene ninguna justificación. Hemos visto aumentos que no tienen que ver con la estructura de costos”, detalló Kulfas.

En este marco, el ministro adelantó que hasta el 31 de diciembre no podrán exportar media res, cuartos con huesos y los siete cortes que son considerados los de mayor demanda doméstica que son asado, falda, matambre, tapa de asado, cuadrada, paleta y vacío.

Además, se ampliará la presencia de carne a precios populares en las góndolas de los supermercados ya que a partir de ahora estarán disponibles durante toda la semana y serán hasta 45% más bajos que los actuales.

Según los cálculos oficiales, esas medidas generarán de 20,000 a 30.000 toneladas adicionales para el mercado interno y se espera, por lo tanto, una estabilización y baja de algunos precios.

Justamente el foco es ampliar la oferta disponible en el mercado interno, entonces con la mirada en el mediano plazo, Kulfas anunció ayer la puesta en marcha de un plan ganadero que entrará en vigencia en el lapso de 30 días y con el que busca casi duplicar la producción de carne argentina, desde las 3,2 millones de toneladas actuales hacia 5 millones de toneladas. “El plan es de esta manera, volcar 3 millones de toneladas al mercado interno y 2 millones a la exportación, lo que significa además que se duplicarán los envíos actuales”, graficó el ministro.

En este marco, en las próximas semanas se anunciarán medidas concretas para fomentar la producción cárnica entre las que se destacan el acceso al financiamiento para pequeños productores, beneficios fiscales y mejoras en el acceso a la asistencia técnica, entre otras. “No arrancamos desde cero, desde hace meses venimos trabajando muy bien con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) y estas medidas de fomento al sector fueron puestas dentro de la mesa de diálogo”, detalló el funcionario.

Finalmente, también se profundizará el control sobre los frigoríficos exportadores para evitar y desarticular maniobras de evasión y subfacturación, tal como había advertido tiempo atrás el Gobierno. “Habrá un registro ordenado y avanzaremos con multas y penalidades para aquellos que no cumplan con la ley. Que quede claro que nuestra prioridad absoluta es cuidar la mesa de los argentinos”, remarcó Kulfas.

Dejá tu comentario