Celulosa se deshace de activos forestales por u$s21,3 millones

Economía

Celulosa Argentina, una de las mayores empresas del sector foresto-industrial del país, también sufre los rigores de la crisis económica y el impacto de la pandemia. Según informó a la Comisión Nacional de Valores concretó tres operaciones de desinversión por un total de u$s21,3 millones, con el objetivo de hacerse de efectivo para recomponer su capital de trabajo, que quedó afectado por el pago de sus deudas financieras.

“La Sociedad ha cerrado la operación de venta a Afor Tape GmbH perteneciente al grupo industrial austriaco SPS Waldholding GmbH del 100% del paquete accionario de las sociedades Rudaco S.A., TC Rey S.A. e Iviraretá S.A, operación que fuera debidamente informada mediante nota de fecha 30 de marzo de 2020. El precio por la transferencia de las Acciones luego de los ajustes y deducciones previstas en el contrato y por el consumo de madera entre el 01/10/2019 y el cierre de la operación quedó establecido en la suma de u$s16.888.185”, indicó.

Asimismo, informó que su subsidiaria Forestadora Tapebicua S.A.U “transfirió el vuelo forestal de los inmuebles descriptos a continuación: (i) inmueble de 2.974 hectáreas, ubicadas en el departamento de Santo Tomé, Provincia de Corrientes e (ii) inmueble de 178 hectáreas, ubicadas en el Departamento de Santo Tomé, Provincia de Corrientes. El precio por la transferencia del vuelo forestal de Unión y de Nu Pora luego de los ajustes por Consumo de Madera se estableció en u$s2.131.006 (más IVA)”.

Además precisó que “el precio de transferencia de los inmuebles Unión y Ñu Porá será de u$s2.344.606, de los cuales u$s977.683 han sido percibidos como anticipo”.

Destino de los fondos

Respecto del uso que dará la compañía a los importes obtenidos por la venta del paquete accionario, el vuelo forestal y los campos de Corrientes, Celulosa explicó en la nota a la CNV: “El precio será destinado a recomponer el capital de trabajo de la Sociedad que se utilizó para cancelar deuda financiera vencida y levantar los gravámenes que existían sobre los activos transferidos a efectos de poder llevar adelante la operación. El saldo, una vez liberadas otras garantías sobre los activos transferidos será empleado como capital de trabajo y para capex”.

Dejá tu comentario