Clave para mercados: la Fed definió la mayor suba de tasas en más de dos décadas

Economía

Las elevó en 50 puntos básicos, a un rango entre el 0,75% y el 1%. Además, comenzará a reducir sus tenencias en bonos a partir del 1 de junio y advirtió por inflación. Impacto en el dólar.

El banco central estadounidense (Fed) subió ayer en medio punto porcentual sus tasas de interés de referencia, el primer aumento de esta magnitud desde el año 2000, para tratar de controlar la inflación récord, y señaló que nuevas alzas “se justificarán” a futuro. En una decisión unánime, la entidad fijó su tipo de interés objetivo de los fondos federales en un rango de entre el 0,75% y el 1%, y es probable que haya nuevas subas de los costos de endeudamiento de magnitud similar.

Wall Street, que había operado estable antes de conocerse la decisión, cerró la jornada con fuertes alzas: el Dow Jones subió 2,82%, el Nasdaq 3,19% y el S&P 500 +2,99%.

A pesar de la caída del PBI en los tres primeros meses del año, “el gasto de los hogares y la inversión fija de las empresas siguen siendo fuertes. Los aumentos de empleo han sido robustos”, dijo el Comité Federal de Mercado Abierto en un comunicado tras su reunión de dos días. La inflación “sigue siendo elevada”, con la guerra en Ucrania y los nuevos confinamientos por coronavirus en China amenazando con mantener la presión alta, dijo. “El Comité está muy atento a los riesgos de inflación”.

El comunicado indicó que el balance de la Fed, que se disparó hasta cerca de u$s9 billones por las ayudas durante la pandemia del covid-19, podría reducirse en u$s47.500 millones al mes en junio, julio y agosto, y u$s95.000 millones en septiembre.

Los responsables de la política monetaria no emitieron nuevas proyecciones en la reunión de esta semana, pero los datos desde su último encuentro en marzo no han dado la sensación de que la inflación, el crecimiento de los salarios o el tórrido ritmo de contratación hayan comenzado a disminuir.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que las autoridades del banco central no están considerando “activamente” un alza de la tasa de tres cuartos de punto porcentual en las próximas reuniones de política monetaria.

“Un incremento de 75 puntos básicos no es algo que el comité esté considerando activamente”, afirmó Powell en respuesta a una pregunta en una conferencia de prensa posterior a la última reunión de la Fed.

Los mercados de futuros de tasas de interés habían estado asignando una probabilidad significativa a que la Fed podría subir los tasas en tres cuartos de punto en su próxima reunión de junio.

Impacto en el dólar

En este contexto, el índice dólar, que mide al “billete verde” contra una cesta de seis monedas representativas a nivel global, llegó a alcanzar su nivel más alto en 20 años recientemente, debido al comportamiento de “fly to quality” (volar hacia la calidad) de los inversores ante este tipo de escenarios.

Un dólar más fuerte significa precios de los commodities más bajos, algo que puede afectar la balanza comercial argentina. Asimismo, puede alimentar la búsqueda de cobertura cambiaria en moneda dura, obligando al BCRA o a perder más reservas o a acelerar el ritmo de devaluación.

Vale recordar que el anterior proceso de suba de tasas había acontecido en 2018, para enfriar una economía que se consideraba “sobrecalentada”.

Ese ajuste echó más leña al fuego de la corrida cambiaria que se estaba generando en Argentina a raíz también de factores locales como el elevado déficit de cuenta corriente y un cambio en la política monetaria del BCRA que no cayó bien en los mercados.

Dejá tu comentario