La agenda de Hang en Comercio: misma hoja de ruta y promesa de mayor "efectividad"

Economía

El flamante secretario de Comercio Interior rearmará el equipo tras la salida de Feletti. Buscarán reforzar las actuales herramientas, sin sumar nuevas de desacople, bajo la premisa de que la inflación es "multicausal".

El feriado del miércoles 25 de mayo pondrá paños fríos ante el temblor que generó la salida de Roberto Feletti de la Secretaría de Comercio Interior. Su reemplazo, Guillermo Hang, aprovechará esta semana para rearmar el equipo, que ahora dependerá de Martín Guzmán en el Ministerio de Economía. Antonio Mezmezián y Liliana Schwindt, los subsecretarios del riñón de Feletti, dejarán el cargo.

Bajo la premisa de que la inflación es “multicausal”, la hoja de ruta será la de continuar con las herramientas que venía desarrollando Feletti, como Precios Cuidados y el fideicomiso del trigo, pero buscará sumarles “efectividad”, en un contexto de aceleración de la inflación y faltantes en el abastecimiento de algunos productos del programa de precios.

Preocupación

En su primera aparición pública junto a Guzmán, Hang manifestó estar “preocupado como todos” por el aumento en el precio de los alimentos, que en el primer cuatrimestre trepó a 28%, 5 puntos por encima del nivel general. También anticipó que se seguirá trabajando en la “misma línea”. La breve declaración fue ante periodistas de Casa Rosada durante el lanzamiento del régimen de incentivo para los hidrocarburos este martes por la mañana.

Según pudo saber este diario, se continuarán las mismas políticas que venía trabajando Feletti, y que habían comenzado con Español. La relación con los supermercados y las compañías de consumo masivo se mantendrá a través del “diálogo”, y aunque el sector privado aguarda la convocatoria para conocerlo, todavía no hay fecha prevista para el encuentro. De momento, el sector privado se limitó a “leer su CV” para analizar quién ocupará una silla tan caliente.

La premisa de la Secretaría de Comercio Interior será la de Guzmán: la inflación es “multicausal”, pero las políticas de “precios-ingresos” como Precios Cuidados son parte del “plan integral” para lograr “anclar las expectativas”. Guzmán había defendido el control de precios ante el staff del FMI en enero pasado, junto a Feletti. Para mayo, el Gobierno espera una inflación del 5% como piso.

Mayor efectividad

Según pudo reconstruir Ámbito, si bien se espera una continuidad en las políticas, buscarán que haya mayor “efectividad”. El programa de Precios Cuidados había tenido una merma importante en el abastecimiento: el cumplimiento, que solía ser en promedio del 75-80%, había bajado unos 10 puntos, entre el 65-70%, según un relevamiento oficial.

En sus últimas reuniones con fabricantes y comercializadores, Feletti pidió explicaciones: el cuestionamiento era si había una baja en el abastecimiento de las alimenticias en los supermercados, dado que pueden vender el mismo producto pero a cualquier precio en los comercios de cercanía. Con la misma explicación, supermercados y fabricantes planteaban que los precios del programa están tan por debajo que los productos por fuera del listado que la mayor demanda del consumidor genera desabastecimiento.

Cualquiera sea la explicación de los faltantes, lo cierto es que Feletti y Guzmán, en las pocas horas que compartieron la función pública, coincidieron en que había que acortar la brecha de precios, que en algunos casos superan el 80%. La leche de Precios Cuidados de La Armonía cuesta $91 en el supermercado, y la marca líder que no está en el programa cuesta $167, en la misma góndola.

La renovación de Precios Cuidados, junto con el programa de la carne (Cortes Cuidados) es en julio, por lo que la convocatoria iba a arrancar en los próximos días. La idea que tenía Feletti era autorizar en junio un aumento superior al establecido para el listado de Precios Cuidados, y que a cambio las empresas abrieran los costos de los productos por fuera del control de precios y “regular los márgenes de ganancia” para acortar esta brecha. Guzmán coincidía con este posible camino, a diferencia de las otras medidas que reclamaba Feletti para un desacople efectivo de los precios. Para Feletti, la crisis alimentaria “recién comienza” y se agravará, debido a las medias proteccionistas que toman los países productores, según pudo saber este diario.

Una herramienta a la que Guzmán pedirá darle un funcionamiento más efectivo es al fideicomiso, la única intervención que tomó el Gobierno ante el shock de precios internacionales que causó la guerra, por sobre un cambio en las retenciones. Se establecieron dos fideicomisos: uno privado, donde los exportadores subsidian productos de Precios Cuidados; y uno público que administra Comercio Interior, donde con la suba de retenciones al aceite de soja se subsidia harina industrial para estabilizar el precio del pan. Este último el Gobierno lo anunció en marzo y se puso en marcha la semana pasada, con el subsidio a tres molinos, y otros 10 que están en trámite. Para hacer más efectiva esta política, el Ministerio de Economía podría avanzar con la unificación de ambos fideicomisos.

Dejá tu comentario