Abril : construcción se hundió 75,6% (señal de repunte en mayo)

Economía

Desde el sector aseguraron que, al tratarse de la etapa más estricta del aislamiento, habría tocado su piso. Además, la venta de insumos se disparó el mes pasado 183% en relación con abril.

La construcción prácticamente se paralizó durante abril, mes abarcado en su totalidad por la parte más estricta de la cuarentena. Según informó ayer el INDEC, en el cuarto mes del año la actividad registró una caída histórica interanual del 75,6%, con una contracción con respecto a marzo del 51,5%. De todas formas, hay indicios de que en mayo se dio una suerte de reactivación. Es que, según el Índice Construya, durante el mes pasado la venta de insumos para ese rubro se disparó un 183,55% con respecto a abril.

El Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) del INDEC acumuló en el primer cuatrimestre una baja del 40,2% respecto de igual período de 2019, mientras que las ventas de insumos en algunos rubros alcanzaron caídas en torno al 90%. Otro dato alarmante en el informe del organismo público se relaciona con los datos sobre los puestos de trabajo registrados en la actividad en el sector privado: en marzo, cuando sólo hubo once días de cuarentena, presentó una disminución del 23,4% interanual. Estiman que las cifras de abril, también en ese ítem, serán mucho peor.

En tanto, los primeros datos privados de mayo ofrecen una suerte de esperanza de reactivación para el sector. Según el Índice Construya, en el mes pasado la venta de insumos se disparó más de 183%. En tanto, cayó un 34% interanual, lo que también representa una desaceleración en la merma con respecto a lo observado en abril: cuando para el indicador, se desplomó un 74,3% con respecto al mismo período del año previo.

Recuperación

“Abril evidentemente fue el piso, porque fue cuando mayor inactividad hubo, tanto de la parte pública como la privada. En mayo, se va a ver una recuperación mensual por primera vez desde mucho tiempo, por supuesto que viniendo de números muy bajos”, aseguró a Ámbito Iván Szczech, presidente del a Cámara Argentina de la Construcción, quien detalló: “En algunas provincias se vienen abriendo las obras privadas, con la excepción por el momento de Buenos Aires y la Ciudad, pero de a poco la actividad empezó a mejorar”.

En medio de esa recuperación, Szczech destacó la importancia de la obra pública: “En este momento, tiene que ser el tractor tras el cual nos encolumnemos para tener una actividad más firme. Una actividad que, de hecho, previo a la cuarentena, era baja, porque veníamos de 24 meses de caída. Esa baja tiene que revertirse y la obra pública tiene que ser un tractor para la economía en general pospandemia”.

De todas formas, el directivo de la Cámara de la Construcción también vio una luz de esperanza en el repunte de la obra privada, relacionado en este caso con las limitaciones para acceder al dólar: “La imposibilidad de acceso a la moneda y el aumento que tuvo en los últimos días, sumado a la baja en el costo de las unidades a raíz del parate que tuvo la construcción, va a apuntalar a un determinado sector de inversión de la obra privada. También de la mano de no tan buenas opciones de inversión en el sector financiero. Creo que es un buen momento para refugiarse en el ladrillo que, junto con el dólar, fue el refugio para muchos argentinos”.

Finalmente, al analizar la situación del sector en distintos puntos del país, Szczech sostuvo: “En el interior es heterogéneo. La homogeneidad la podemos encontrar en que en todos los casos estamos avanzando un poco más. Hay provincias, por ejemplo, que habilitaron con determinada cantidad de trabajadores por obra, y algunos municipios (dentro de provincias habilitadas) no abrieron”.

Por otra parte, al analizar la histórica caída y realizar una estimación de cara a lo que viene, la consultora ACM sostuvo que “el sector recuperará dinamismo una vez que el panorama macroeconómico se estabilice, para lo cual es condición necesaria que se pueda renegociar exitosamente la deuda pública externa”. “Esto reduciría la incertidumbre financiera y mejoraría las condiciones de financiamiento del sector privado”, afirmó.

Dejá tu comentario