Felipe Solá agradeció a los países del G20 por su apoyo en negociaciones con bonistas

Economía

En una reunión con sus pares del G20, el Canciller ratificó su apoyo al multilateralismo y remarcó la necesidad de fortalecer la cooperación y la solidaridad entre países.

En una reunión con sus pares del G20, el Canciller Felipe Solá ratificó su apoyo al multilateralismo y agradeció a los países miembro por su apoyo durante las negociaciones con los bonistas para reestructurar la deuda bajo ley extranjera.

El ministro de Relaciones Exteriores remarcó la necesidad de fortalecer la cooperación mundial y luchar contra las desigualdades, especialmente en este contexto de incertidumbre global frente a la pandemia. Respecto de la reestructuración de la deuda argentina, explicó que el Gobierno se basó "en el principio de que pagaríamos siempre que no comprometiéramos nuestro desarrollo". "Ahora entablaremos negociaciones con el FMI con el mismo espíritu”, agregó.

Paralelamente, destacó la frase "nadie se salva solo" del Papa Francisco y que “esta crisis ha reafirmado nuestra convicción de que debemos trabajar para reforzar el multilateralismo y la solidaridad".

Ante sus pares de Alemania, Brasil, España, Estados Unidos, Japón, Reino Unido, Rusia, Francia, China, Australia, Indonesia y Unión Europea, entre otros, Solá puntualizó que en todas las regiones los países están sufriendo y que “ninguna economía es lo suficientemente fuerte como para salir ilesa de un confinamiento inevitable”.

En cuanto al accionar del Gobierno frente a la pandemia, puso de relieve que los esfuerzos se concentraron “en incrementar los gastos en salud y en protección social, y al mismo tiempo tuvimos que reestructurar una deuda externa que había aumentado exponencialmente antes de este mandato”.

En ese marco, el jefe de la diplomacia argentina resaltó la importancia de que Argentina y México coproducirán una vacuna contra el Covid-19 que se pondrá a disposición en toda Latinoamérica en el primer trimestre del próximo año "a un precio accesible, para no dejar a nadie atrás”.

Sobre el final, el titular del Palacio San Martín reafirmó: "Todos tenemos un papel que desempeñar. El impacto de nuestras acciones está directamente relacionado con el poder de cada una de nuestras economías, y la carga real debe recaer principalmente en aquellas que fueron capaces de acumular la mayor riqueza económica y financiera en las últimas décadas. Esta crisis debe servir como un llamado de atención para que nos movilicemos contra las disparidades y brechas que han redundado en un mundo cada vez más frágil. Seguiremos trabajando en pos de ese objetivo”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario