Pichetto salió a defender el endeudamiento de Macri

Economía

Luego de que este medio revelara las advertencias de la Auditoría General de la Nación sobre el endeudamiento y la fuga de capitales, el excandidato a vicepresidente argumentó que "parte del endeudamiento fue destinado para financiar déficit fiscal".

Luego de que Ámbito revelara que la Auditoría General de la Nación hizo fuertes observaciones a la rendición de cuentas públicas y al proceso de endeudamiento del año 2016, Miguel Ángel Pichetto, que está actualmente a cargo del organismo, salió a defender la gestión del expresidente Macri. Justificó la toma de deuda en dólares para financiar gastos en pesos y evadió hablar de la fuga de capitales. Economistas advierten sobre los riesgos de contraer pasivos de gran volumen en moneda extranjera.

A raíz de la publicación de este medio de una serie de informes que cuestionan el accionar económico de la administración de Cambiemos, Pichetto dijo: “Atento lo publicado por Ámbito Financiero respecto a la cuenta de inversión 2016, la misma fue aprobada por la AGN en agosto del año 2018. A la fecha está para su tratamiento en el Congreso de la Nación”. Al mismo tiempo, aseguró que “en diciembre de 2015, las reservas líquidas del BCRA eran negativas. Parte del endeudamiento fue destinado para financiar déficit fiscal y recomponer el nivel de reservas del BCRA. También se afrontaron vencimientos de deuda contraídos con anterioridad al gobierno de Macri”.

De las propias palabras del excandidato a vicepresidente se desprende el reconocimiento de que parte del endeudamiento en dólares fue destinado a pagar vencimientos en pesos. En este sentido cabe destacar que el perfil de la deuda se reconvirtió a partir del 2016 y el porcentaje atado a moneda extranjera creció exponencialmente.

“Tomar deuda en dólares para cubrir déficit en pesos tiene muchísimos riesgos, gran parte de la crisis que estamos atravesando tiene que ver con eso porque el Estado se endeudó en una moneda en la que no es superavitario. Eso tiene el riesgo del descalce como pasó en 2018”, dijo a Ámbito Matías Rajnerman Economista jefe de Ecolatina.

El razonamiento esgrimido por Pichetto ignora que la propia AGN puso de relevancia que la deuda contraída durante el 2016 estuvo muy por encima de las “necesidades de la economía nacional”. Al mismo tiempo, el organismo de control explica que “esos niveles de endeudamiento permitieron financiar la formación neta de activos externos de libre disponibilidad”.

En ese sentido, el informe de la Cuenta de Inversión 2016 también apunta hacia la bicicleta financiera y recuerda que el endeudamiento “se enmarcó en un proceso en el cual se eliminaron las regulaciones de capital y los requisitos en términos de permanencia, lo que tuvo como contrapartida el ingreso de capitales con destino a instrumentos en pesos que arrojaron altos rendimientos en dólares con un costo cuasifiscal significativo”.

Para Martín Burgos, economista con una maestría en la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales de París, “el gobierno de Mauricio Macri tomó deuda en una proporción desmesurada y gran parte de ella fue a fuga de dólares”. Al respecto, explicó; “El problema no es endeudarse en dólares sino el tamaño del pasivo y el destino de los fondos, que en este caso fueron para la formación de activos externos”.

Más allá de la defensa de los dirigentes de Juntos por el Cambio, los organismos de control continúan auditando las cuentas del período 2016-2019. Según pudo averiguar Ámbito, la propia Auditoría General de la Nación está próxima a revelar una serie de faltas graves a los procesos administrativos que determinaron una obstáculo para controlar el endeudamiento.

Temas

Dejá tu comentario