25 de septiembre 2002 - 00:00

El peso argentino ya vale más que el real

El peso argentino ayer valía más que el real brasileño. Un real equivalía a 98 centavos argentinos. Esto no significa que Brasil esté más barato que la Argentina, ya que allá la inflación fue más alta desde 1999. Los precios en Brasil, medidos en dólares, particularmente para los productos alimentarios, siguen siendo más caros. Ayer el dólar subió 5,88%, al récord de 3,78 reales. La moneda fue víctima de un ataque especulativo porque hoy vencen u$s 1.516 millones de «swaps», que son deuda tomada en reales indexada por el valor del dólar, más una sobretasa. Como el precio de cierre de ayer era el que indicaba cuánto tenía que pagar el Banco Central a los inversores por el «swap», hubo una importante presión especulativa que se mezcló con la política, ya que Lula aportó lo suyo para poner más tenso el mercado. Dijo que no confirmará en el Banco Central a Arminio Fraga, si gana las elecciones. Fraga es respetado por la política monetaria que llevó adelante en Brasil.

El peso argentino ya vale más que el real
Especulación del mercado y política se entremezclaron ayer en Brasil para llevar al dólar a 3,78 reales, un récord absoluto y que marca una suba de 5,88% en el día. Con este precio el real vale menos que el peso argentino.

La especulación hay que buscarla en que hoy vencen u$s 1.516 millones en swaps. Esta operación se hizo en reales y se indexa por la suba del dólar más una sobretasa. Como el tipo de cambio que se toma para que el Estado devuelva esta cifra a los particulares es el del cierre de ayer, cuanto más alto sea el valor del dólar, más ganancia para quienes hicieron los swaps. Si hoy el dólar cediera, sería un negocio brillante. Lo cierto es que en esta semana el dólar subió 11% o sea que los tenedores de swaps agregaron a sus ganancias 167 millones de reales en dos días.

Muchos analistas culparon al Banco Central por no refinanciar esta deuda, pero la entidad que preside Arminio Fraga se defendió diciendo que las tasas que le pedían eran inaceptables ya que superaban 30% anual en dólares. Ahora la pregunta es qué pasará con los próximos vencimientos de swaps y si se soportarán nuevas corridas cambiarias.

Por supuesto, la política contribuyó a que este movimiento especulativo fuera exitoso, ya que al crecer Lula en las encuestas, generalizó el temor de los inversores. Mucho más cuando el candidato favorito para ser presidente dijo que si gana las elecciones, Arminio Fraga, un hombre reconocido en el mundo por el prudente manejo de la política monetaria, no seguiría en el Banco Central.

•Diferencia

Al llegar a 3,78 reales el dólar, ahora el peso argentino es más fuerte que la moneda brasileña. Tomando los precios del dólar libre en ambos mercados 1 real ayer valía 98 centavos argentinos. La diferencia es que Brasil no padece la recesión que tiene la Argentina. Pero es grave que un país que no está en default, tenga una tasa cambiaria más desfavorable que otro que no paga su deuda externa.

Ayer el dólar llegó a tocar 3,82 reales, pero después retrocedió al valor del cierre, lo que muestra la volatilidad del mercado. Se hablaba de compra y venta entre bancos para inflar el precio. Lo cierto es que el Banco Central de Brasil salió a vender dólares para frenar el alza. No se habló de cifras de intervención, pero se supo a través del Banco Central que en los tres meses desde junio hasta fin de agosto, se utilizaron u$s 5.385 millones de las reservas para frenar el precio del dólar. Así y todo en setiembre el dólar subió 25,58% y en lo que va del año 63,35%.

«Nada justifica esta especulación», reaccionó el presidente, Fernando Henrique Cardoso, en una ceremonia en Brasilia, donde además aseguró que «no tiene nada que ver con las cuentas del gobierno y sí con factores internos y externos». El ministro de Hacienda, Pedro Malan, afirmó que «los mercados exageran».

Los bonos de la deuda externa ayer no resultaron tan afectados. Los C-bond, los títulos de referencia, bajaron 0,98%. El riesgo-país subió a 2.221 puntos, 0,63% sobre el día anterior.

En tanto, la Bolsa cayó a sus mínimos desde el 2 de marzo de 1999 al bajar el índice Bovespa 1,25%. En el año la Bolsa perdió casi 33%. En aquella oportunidad, Brasil eliminó la banda cambiaria que terminó en una fuerte devaluación del real.

Dejá tu comentario

Te puede interesar