El S&P Merval ganó 2,5% y ADR treparon hasta 6%

Economía

La Bolsa porteña subió un 11,45% durante las últimas seis jornadas. En Wall Street, las acciones argentinas cerraron con mayoría positiva.

Las acciones argentinas en la Bolsa porteña acumularon un avance del 11% en las últimas seis ruedas, ante las persistentes tomas de posiciones cortas por los atractivos valores de los activos, con mayores flujos de liquidez.

El S&P Merval subió un 11,45% desde el miércoles de la semana pasada, tras haber ascendido ayer un 2,55% a 62.659,51 puntos. Las ganancias fueron encabezadas por Transportadora de Gas del Norte (7,24%), BBVA (5,8%) y Supervielle (5,2%).

Entre los ADR de empresas argentinas que cotizan en Wall Street, las acciones de Central Puerto (6,1%), Banco Francés (6%) e IRSA Propiedades (5,5%), encabezaron las subas en una jornada que cerró con mayoría de números positivos; Despegar, con una caída de 1,5%, fue la que más perdió en la rueda.

“Se extiende la fuerte recuperación reciente de los activos locales, alentada por fondos del exterior ante renovadas apuestas sobre países emergentes dentro de estrategias de rotación de carteras que buscan valor relativo tras el ‘risk-on’ que favoreció en especial a Estados Unidos”, dijo un economista, quien sostuvo que “así es que la incertidumbre que aún merodea con el Club del París, ya en período de gracia y a la espera de la ‘llave’ del FMI que permita una refinanciación, no está impidiendo dicho rebote técnico”.

El mayor proveedor de índices del mundo, MSCI, definirá la semana próxima si el país continúa en su categoría de ‘Mercados Emergentes’, o vuelve a ser de ‘Frontera’, situación que inhabilita a fondos externos a tener papeles argentinos en sus carteras.

Por su parte, los bonos soberanos en dólares vuelven a mostrar un comportamiento alcista, por lo cual el riesgo país descendió 1,2% a 1.480 puntos básicos, mínimo en más de tres meses (desde el 17 de febrero).

Los bonos extrabursátiles subieron en promedio un 1,1%, tras absorber tomas de ganancias, con los títulos dolarizados como estandarte de los negocios.

“La deuda soberana dolarizada sigue luciendo barata a estos precios, aún descuenta una reestructuración agresiva en una próxima gestión”, estimó el agente de liquidación y compensación Neix.

Dejá tu comentario