Confían empresarios que en 2021 se pueda consolidar recuperación

Economía

Los empresarios de la Unión Industrial Argentina consideran que 2021 puede ser un año de recuperación de la actividad, luego de tres períodos seguidos de contracción de la producción. Pero para que ese ciclo se consolide, advierten que será necesario evitar una devaluación del tipo de cambio oficial.

Así consta en el último informe del Centro de Estudios de la UIA (CEU). El trabajo se refiere, más precisamente, a que no se produzcan “problemas macro-cambiarios que modifiquen la trayectoria del tipo de cambio oficial y afecten el desempeño de la actividad interna y los costos”. Si eso no ocurre, el CEU asegura que “se espera para 2021 una recuperación generalizada del entramado productivo, luego de tres años de fuertes caídas”.

Carolina Castro, una de las integrantes del Comité Ejecutivo de la UIA y empresaria autopartista, consideró que “las inestabilidades siempre complican” a la actividad de las empresas. En cierto modo, afirmó que la estrategia del gobierno para evitar un fogonazo cambiario está dando resultados. Castro señaló que “se viene sosteniendo la política del crawling peg”, es decir, la devaluación controlada del peso, lo que resulta bueno para fijar algunas expectativas. En cuanto al sector industrial en general, advirtió que todos los indicadores están influidos por la recuperación de la actividad de las terminales automotrices, lo que no permite ver que hay bastante heterogeneidad.

”El año pasado cerramos con una producción de 260.000 unidades que en términos históricos es un número bajísimo y proyectamos este año se podría llegar a 380.000. Lo que refleja el CEU es una posible recuperación, pero la profundidad de la misma depende de varios factores”, agregó. La empresaria recordó que durante buena parte del 2021 se seguirá con la pandemia que provoca altos niveles de ausentismo en las empresas y costos adicionales. Por otro lado, consideró necesario consolidar un polo de exportaciones del sector automotriz y para ello señaló que “sería bueno que este año se apruebe la ley de fomento al sector que compense las retenciones”.

Por su lado, José Urtubey, también directivo de la UIA y de la empresa Celulosa Argentina, manifestó su optimismo para la recuperación del sector fabril en un año en el que podrían empezar a quedar atrás los efectos de la pandemia. “En la medida que se logren equilibrar las variables macroeconómicas va a ser buen año”, señaló el empresario. Aseguró que “ya se está notando una recuperación de todo el entramado fabril” y adjudicó ese comportamiento a “las políticas proactivas” que está desarrollando el gobierno.

De acuerdo con el CEU, la profundidad de la recuperación de la industria “dependerá de la normalización de las regulaciones en el mercado de trabajo así como incentivos concretos a la inversión dado el elevado nivel presión tributaria, el bajo nivel de crédito y tasas elevadas”. Fundamentalmente, los industriales aspiran a que el gobierno desmantele el sistema de emergencia para evitar despidos. En cuanto a números concretos, el reporte precisa que en noviembre la actividad creció 2,2% interanual y 3,7% en la medición desestacionalizada. En tanto, se destaca que con los primeros datos de diciembre se puede concluir que la actividad mantuvo los mismos niveles del mes anterior. Por el lado sectorial, la producción de automóviles mostró un elevado incremento (+107,7%).

Dejá tu comentario