En Brasilia, Cristina firmó tratado que crea la Unión de Naciones Sudamericanas

Economía

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner firmó hoy en Brasilia, junto a otros once mandatarios de latinoamérica el Tratado Constitutivo de la Unión Naciones Suramérica (Unasur).

El acto se concretó hoy en el Centro de Convenciones Ulises Guimaraes, con la participación de los presidentes de Brasil, Inacio Lula Da Silva; de Bolivia, Evo Morales; de Chile, Michelle Bachelet; de Perú, Alan García; de Ecuador, Rafael Correa; de Venezuela, Hugo Chávez y de Paraguay, Nicanor Duarte Frutos.

También rubricaron el acta constitutiva los mandatarios de Guyana, Bharrat Jagdeo; de Surinam, Ronald Venetiaan y el vicepresidente de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa.

Durante la reunión, la mandataria Bachelet fue elegida presidenta pro témpore de la Unión de Naciones de Suramerica, en reemplazo del mandatario de Bolivia Evo Morales.

Cristina, quien arribó a Brasilia a la medianoche, participó hoy de los actos de constitución del Tratado de la Unión de Naciones de Suramérica, y de un almuerzo con los restantes jefes de estado en la sede de la cancillería brasilera.

Es la segunda vez en una semana, que la primera mandataria argentina participa en un encuentro regional, ya que el viernes y sábado pasado estuvo en Lima en la V Cumbre de países de América Latina, el Caribe y la Unión Europea, y de la minicumbre Mercosur-UE.

La apertura de las sesiones de hoy, estuvo a cargo del presidente de Brasil, Inácio Lula Da Silva, quién destacó que con la constitución de Unasur "América del Sur va camino a la integración".

En su discurso, Lula manifestó que "los gobernantes de la región sabemos que los contenciosos actuales son pasajeros", y afirmó que "dejamos atrás una historia de aislacionismos recíprocos".

Destacó que la Unasur "será parte de nuestros proyectos nacionales de desarrollo, en un continente de democracia, justicia y paz", y auguró que este organismo aportará "expresión política y medios institucionales para cumplir su propósito".

"Constituiremos nuestra unión en la base de los exitosos procesos de integración del Mercosur y de la Comunidad Andina de Nacionaes (CAN), en la que más de 300 millones de personas se benefician de una base de crecimiento económico y de inclusión social", argumentó el presidente brasilero.

Puntualizó por otra parte que el Unasur se debe constituir en "un interlocutor indispensable en un nuevo mundo multipolar" y que "la paz en la región, el crecimiento económico y las riquezas naturales, energéticas y agrícolas convierten a Unasur en un foco de interés de todo el mundo".

En otro orden, propuso formalmente la creación de un Consejo Suramericano de Defensa para "integrar sus militares, aumentar la confianza y facilitar la resolución de conflictos".
"Creo que debemos discutir eso aquí.

Por eso propongo la realización de una reunión en Brasil en el segundo semestre para detallar el funcionamiento y objetivo de tal Consejo", manifestó.

Por su el presidente de Bolivia, Evo Morales, señaló que "este día se convierte en una fecha histórica para todos los pueblos sudamericanos" y recalcó que a partir de la creación de Unasur "se empieza a cumplir el sueño de nuestros antepasados".

"Siento que es un día donde todos nosotros como presidentes, nos convertimos como obreros, albañiles, de la construcción de la unidad de Sudamérica", dijo Morales antes de entregarle a la mandataria chilena Michelle Bachelet, la presidencia Pro Témpore de Unasur.

A su turno Bachelet consideró que "con la firma de este Tratado Constitutivo la integración latinoamericana avanza hacia nueva etapa, en la cual queremos contribuir en la construcción de este nuevo siglo XXI, donde América Latina es capaz de tener una voz firme y fuerte porque hemos sido capaces de poner en marcha un proceso de integración eficaz".

Aludió a que ahora "nuestra responsabilidad va a ser que el siglo XXI sea mejor que el siglo XX para nuestros pueblos" y en ese sentido aseveró que la creación de Unasur "es un gran paso en la dirección correcta".

Tras el discurso de Bachelet y fuera del protocolo, el presidente de Perú, Alan García hizo uso brevemente de la palabra para "saludar" la decisión de que Chile ejerciese la presidencia del organismo recién constituido.

Reafirmó la decisión de su país de "apostar al Unasur" y luego se excusó por tener que retirarse de la cumbre para retornar a su país.

Posteriormente, los mandatarios firmaron el tratado y compartieron un almuerzo en el Palacio de Itamaraty.

Dejá tu comentario