23 de agosto 2001 - 00:00

Estado pide rebaja en tarifas

El gobierno nacional está en plena negociación con las compañías de servicios para conseguir una rebaja de tarifas que utilizan las reparticiones públicas. Las empresas de agua, luz, gas y teléfono no entraron dentro del recorte de 13% que se les aplicará a los proveedores del Estado.

Según adelantó el secretario de Modernización del Estado, Marcos Makón, las negociaciones se están desarrollando «empresa por empresa, porque cada caso es particular». Pero más allá de cómo terminen las negociaciones, la intención es reducir sí o sí el consumo de servicios, ya sea por rebaja de tarifas o por menor utilización (¿aplicarán cortes de luz programados a edificios públicos?).

Aplicación

Pero lo cierto es que la reducción del precio a los proveedores del Estado todavía no se está aplicando. Pese al anuncio inicial, no resultó tan fácil tocar un contrato en la mitad de su ejecución. Además, se decidió no rebajar el monto de las deudas que mantiene el gobierno con este sector.

Por lo pronto, el Estado dio la seguridad de que los proveedores cobrarán rápidamente sus facturas de ahora en más: «Con el déficit cero aseguramos que si se toma un servicio, es porque el di-nero está disponible», aseguró Makón.

Su Secretaría presentará la semana que viene a la Jefatura de Gabinete un proyecto para modificar totalmente la «macroestructura» del sector público. Aunque no trascendieron los detalles, se buscará realizar una clara separación en tres funciones que efectúan las distintas reparticiones del Estado: política, operativa y de supervisión. que

Reubicaciones

Esta propuesta no incluirá despidos de personal del sector público, pero sí, reubicaciones. «La Aduana y la DGI prec idel san personal administrativo, pero en otras áreas sobra.Así que se realizarán pases entre sectores.»

Además, se implementará un sistema estricto de control del personal en el sector público, a saber:

• A través de la AFIP y la ANSeS se cruzarán informaciones para controlar casos de una misma persona con múltiple empleo en el Estado. Incluso, se buscará detectar casos de personal empleado en planta permanente y que al mismo tiempo tiene un contrato con alguna repartición estatal.


Asimismo, se revisarán los casos de personas empleadas en el Estado y que al mismo tiempo cobran jubilación.

• Tampoco se permitirá que una persona empleada en planta permanente cuente con un trabajo adicional, ya que se supone que éste debe ser de «tiempo completo».


En Internet ya puede conocerse la nómina de trabajadores del Estado que se acogieron a retiros voluntarios. Estos no pueden volver a la función pública durante cinco años, ni en cargos administrativos ni políticos. Si lo hacen, deberán devolver el dinero recibido en el acuerdo.

Por otra parte, se reducirá la cantidad de unidades ejecutoras de programas solventados por organismos internacionales. Actualmente funcionan 77 oficinas distintas, «pero en México existe sólo una», ejemplificó Makón. Incluso, se darán de baja algunos programas crediticios que no son ejecutados, pero por lo cuales el gobierno igual debe pagar comisiones de mantenimiento. «

Dejá tu comentario

Te puede interesar