Divisas: esperan fuerte aumento de las exportaciones en 2021, precios y cantidades

Economía

Uno de los problemas estructurales de la economía argentina es la llamada restricción externa que agota los ciclos de crecimiento por la escasez de divisas. Esa necesidad de dólares se plasmó en la última crisis de deuda que estalló en 2018 y que se agravó el año pasado con la pandemia. Pero este año el boom de los commodities y la recuperación de los principales socios comerciales auguran una ventana de oportunidad para acumular reservas. Así lo consideró un informe de la consultora Ecolatina, que pronosticó un importante crecimiento de las exportaciones tanto por precio como por cantidades que, a pesar del salto de las importaciones, ayudaría a cerrar 2021 con un superávit comercial similar al del año pasado: unos u$s12.000 millones.

El derrumbe de la economía a escala global producto de la coronacrisis hizo que en 2020 las ventas argentinas al exterior cayeran 16% contra 2019 y regresaran a niveles de 2006. “Sin embargo, este año, casi todas las exportaciones recuperarían buena parte del terreno cedido, por dos grandes razones: el aumento de las cantidades vendidas, resultado del crecimiento global, y la suba de los precios”, consideró Ecolatina.

El reporte señaló que un aspecto importante será la mayor demanda de los principales compradores de productos argentinos, que crecerían 5% en el promedio ponderado. Por un lado, se espera que la economía de Brasil, el principal destino industrial, crezca 3,5%. Por caso, el complejo automotriz, principal segmento de exportación a ese país, redujo sus ventas un 40% interanual en 2020 y está recuperándose a un ritmo acelerado en la actualidad (47% interanual).

Por otra parte, también mejorará la venta de productos agrícolas. China, el mayor comprador de soja y derivados, fue uno de los pocos países que evadió la recesión el año pasado y su economía treparía más de 8% en 2021. “Sus compras con origen argentino seguirían en ascenso. Como resultado, el complejo sojero, que redujo sus ventas 12% en el 2020, aumentaría su volumen exportado en el 2021. También esperamos que el consumo mundial de trigo, aceite de girasol y maíz crezca, fortaleciendo nuestros envíos al exterior”, remarcó la consultora.

Además del volumen, existe un importante impacto de los precios de los commodities. La soja se ubica en ubica en su máximo nivel en términos reales desde 2014, mientras que el maíz y el trigo se ubican en sus picos desde 2014 y 2015 al descontar el efecto de la inflación global.

“Para todo 2021, la suba de las exportaciones (por precios y cantidades) permitirá que las importaciones se recuperen más de 20% anual y el superávit externo se mantenga en los mismos niveles que el año pasado, alrededor de u$s12.000 millones”, proyectó Ecolatina. En lo que va del año, esto redundó en una recuperación de las reservas netas del BCRA por u$s2.500 millones. En función de lo que ocurra con los pagos al Club de París y el FMI, el Central podría cerrar el año con un importante incremento de sus tenencias internacionales.

Con todo, el informe advirtió que el efecto precios podría ser efímero, por lo que el resultado en el mediano plazo dependerá de si el Gobierno utiliza el mayor flujo coyuntural de divisas para extender el ancla cambiaria o si decide guardar de forma precautoria una parte importante de las reservas.

Dejá tu comentario