Para lidiar con la crisis, la Fed recortó tasas y las dejó cerca del 0%

Economía

La Reserva Federal de Estados Unidos anunció el recorte de un punto (entre 0% y 0,25%) y aseguró que ese rango se mantendrá hasta que se superen los estragos económicos causados por el coronavirus.

La Reserva Federal de Estados Unidos recortó sus tasas de interés a un nivel cercano a cero, reinició operaciones de compra de bonos y lanzó otras medidas de su arsenal de poscrisis, junto con otros grandes bancos centrales, para establecer un punto de apoyo para la economía global, afectada por una epidemia de coronavirus de propagación acelerada.

Sorpresivamente, la Fed bajó ayer un punto sus tasas a un rango objetivo de 0% a 0,25% y dijo que ampliaría su hoja de balance en al menos u$s700.000 millones en las próximas semanas.

La Fed y otros cinco importantes bancos centrales también redujeron los precios de sus líneas de swap para hacer más fácil proveer dólares a instituciones financieras que enfrenten situaciones de estrés en los mercados de crédito.

La Fed, el Banco de Canadá, el Banco Central Europeo, el Banco de Inglaterra, el Banco de Japón y el Banco Nacional de Suiza establecieron también líneas de swap durante la crisis financiera.

El banco central de Estados Unidos ya había reducido sus tasas clave en medio punto porcentual el 3 de marzo, en una reunión de extraordinaria, el primer recorte de emergencia desde la crisis financiera del 2008: en ese momento, pasó a ser entre el 1% y el 1,25%.

Según destacó ayer desde su sitio web, la Fed “busca fomentar el empleo máximo y la estabilidad de precios”. “Los efectos del coronavirus pesarán en la actividad económica a corto plazo y plantearán riesgos para el panorama económico. A la luz de estos desarrollos, el Comité decidió reducir el rango objetivo para la tasa de fondos federales de 0% a 0,25%. El Comité (de la Reserva Federal) espera mantener este rango objetivo hasta que esté seguro de que la economía ha resistido los últimos acontecimientos y está en camino de alcanzar sus objetivos máximos de empleo y estabilidad de precios. Esta acción ayudará a apoyar la actividad económica, las fuertes condiciones del mercado laboral y la inflación que vuelve al objetivo simétrico del 2% del Comité”, resumió la entidad. “El Comité continuará monitoreando las implicaciones de la información entrante para las perspectivas económicas, incluida la información relacionada con la salud pública, así como los desarrollos globales y las presiones inflacionarias apagadas, y utilizará sus herramientas y actuará según sea apropiado para apoyar la economía”, concluyó.

Rápidamente, el presidente Donald Trump calificó la decisión como una “muy buena noticia”.

“Me sorprendieron las buena noticias de la Fed, no las esperaba un domingo”, dijo el mandatario republicano durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca y agregó: “estoy muy feliz, lo tengo que decir, estoy muy feliz. Creo que la gente de los mercados tiene que estar encantada. Somos el país del mundo más fuerte financieramente y en otras cosas también”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario