EEUU: 9 grandes bancos ya aceptaron intervención estatal

Economía

Estados Unidos anunció que comprará 250.000 millones de dólares en acciones de varios bancos en su última medida para intentar contener la crisis, mientras Francia y Alemania, las dos mayores economías europeas, están al borde de la recesión.

Luego del rebote en las bolsas generado por los paquetes de rescate bancarios en Europa y Asia, el secretario del Tesoro estadounidense, Henry Paulson, anunció que nueve grandes bancos -incluidos Citigroup, JPMorgan Chase y el Bank of America- serán recapitalizados por el gobierno, que se quedará a cambio con parte de sus acciones.

El gobierno también garantizará temporariamente la deuda bancaria y los préstamos interbancarios y ofrecerá garantías ilimitadas para los depósitos en muchas cuentas.
Los esfuerzos son parte de un rescate bancario por 700.000 millones de dólares aprobado el mes pasado por el Congreso.

Los países europeos anunciaron el lunes un paquete de 1,8 billones de euros (2,4 billones de dólares) tras la promesa de los países más ricos del mundo de utilizar todas las herramientas posibles para salvar a instituciones financieras claves.

"Las acciones de hoy no son las que hubiéramos querido, pero son lo que debemos hacer para restaurar la confianza en nuestro sistema financiero", dijo Paulson.

"Que el gobierno tenga participación en cualquier empresa privada estadounidense es objetable para la mayoría de los estadounidenses, yo incluido. Pero la alternativa de dejar a las empresas y a los consumidores sin acceso a la financiación es totalmente inaceptable", añadió.

El anuncio tiene lugar tras una serie de paquetes de rescate bancarios lanzados el lunes en los cuales Alemania por sí sola incluyó 400.000 millones de euros (545.000 millones de dólares) en garantías de préstamos y 80.000 millones de euros en capital fresco.

El Banco de Japón también anunció nuevas medidas el martes para descongelar el crédito bancario, ofreciendo a los bancos fondos en dólares ilimitados, mientras dejó sus tasas de interés sin cambios en 0,5% en una reunión extraordinaria.

Australia también lanzó un paquete de estímulo económico por 7.250 millones de dólares estadounidenses (5.280 millones de euros) el martes.

"La crisis financiera mundial entró en una nueva fase peligrosa y perjudicial, que afectará a la economía real: el crecimiento y el empleo", declaró el primer ministro australiano, Kevin Rudd.

Los anuncios estimularon aún más a las bolsas, que se desplomaron toda la semana pasada. Tras experimentar su mayor alza en 75 años el lunes (+11,08%), el principal índice de la Bolsa neoyorquina, el Dow Jones, abrió en fuerte alza, luego cayó por tomas de beneficio y a las 16H37 GMT evolucionaba en alza de 0,53%.

Las bolsas europeas cerraron con sólidas alzas. La Bolsa de Londres ganó un 3,23%.
Fráncfort subió un 2,70%, París un 2,75% y Madrid un 2,70%.

La Bolsa de Tokio anunció su mayor ganancia en la historia tras dispararse más de 14% al
cierre, luego de que el Banco de Japón anunciara que inyectó 2 billones de yenes (19.400 millones de dólares, 14.123 millones de euros) en el mercado monetario japonés.

La fuerte alza de las bolsas fue empañada por los problemas de Francia y Alemania, donde la crisis ya ha afectado el empleo y el crecimiento.

Y en Irlanda, el gobierno pronosticó una recesión durante dos años. En 2008, el Producto Interno Bruto (PIB) se contraerá un 1,3%, y en 2009 un 0,75%, estimó.

El Banco de Francia (central) revisó a la baja su estimación de crecimiento para el tercer trimestre del año, a -0,1%, lo cual coloca al país en recesión, tras una contracción de 0,3% de su PIB en el segundo trimestre de 2008.

Un grupo de importantes institutos de análisis en Alemania indicó asimismo que la mayor economía de Europa crecería probablemente sólo un 0,2% en 2009.

"En el otoño (boreal) de 2008, la economía alemana está al borde de la recesión", indicaron seis institutos de análisis en su último pronóstico económico.

El índice de confianza ZEW, seguido atentamente, también se hundió 21,9 puntos, según resultados recolectados en plena crisis financiera internacional.

En Londres, cifras de la otra gran economía del continente mostraron que la tasa de inflación británica subió a 5,2% interanual en septiembre, su máximo en 16 años.

La inflación en Francia, no obstante, retrocedió en septiembre a 3% interanual, contra 3,2% en agosto, mientras en España bajó a 4,6% interanual en septiembre, contra 4,9% el mes anterior.

El primer ministro británico, Gordon Brown, dijo que los próximos días serán "cruciales" y
urgió a los líderes europeos -que se reunirán en Bruselas el miércoles y el jueves- a adoptar acciones rápidamente para apoyar a los bancos y lograr que vuelvan a prestarse dinero entre ellos.

También hubo malas noticias en el frente del empleo. El fabricante de coches alemán Daimler anunció que eliminará 3.500 empleos en Estados Unidos y Canadá tras una caída de la demanda, un día después de que Nissan anunciara la supresión de 1.680 puestos de trabajo en Barcelona.

Dejá tu comentario