Ganancias en empresas: oficialismo titubeó y tuvo que posponer dictamen

Economía

Complicó al oficialismo un informe. El kirchnerismo sí avanzó con el despacho del Consenso Fiscal, que avala un festín impositivo en provincias.

El debate exprés que empujó esta semana el kirchnerismo para dictaminar el proyecto sobre Ganancias en empresas se frenó ayer y fue pospuesto hasta el martes próximo, tras un informe de la -estratégica- Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), que hizo titubear al propio oficialismo.

De hecho, algunas cifras fueron distintas a las deslizadas a inicios de la semana por la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, y el secretario de Políticas Tributarias del Ministerio de Economía, Roberto Arias.

Según indicó ayer el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, el kirchnerista Carlos Heller, la decisión de esperar unos días se dio debido a una “serie de inquietudes” sobre las que aún no se había “terminado de congeniar”. Además, dijo que la documentación de la OPC era reciente y no había tenido tiempo de procesarla.

En el fondo, lo que está en juego es una montaña de plata con la que el Gobierno fondeará su gestión en pleno año electoral -pandemia incluida- y, entre otras cosas, el “alivio” en Ganancias a trabajadores y jubilados que ya sancionó el Congreso. También se inflarán arcas provinciales con el Consenso Fiscal de fines de 2020, que permite subir tributos locales como Ingresos Brutos y Sellos.

La ley sobre Sociedades activará escalas del 25%, 30% y 35% para las ganancias de $5 millones, de entre dicho valor y $20 millones, y desde esa cifra en adelante, respectivamente. En tanto, para los dividendos, habrá un 7% homogéneo para todas esas categorías.

Días atrás, Marcó del Pont y Arias aprovecharon la invitación en Diputados para criticar el Consenso Fiscal de fines de 2017 que empujó el macrismo, que apuntaba como objetivo final a una alícuota del 25% para las Ganancias en empresas. De allí surgieron las principales críticas de Juntos por el Cambio, como el radical Alejandro Cacace (San Luis).

Más allá de las observaciones, habrá diputados del macrismo que votarán a favor del Consenso Fiscal 2020 -ayer dictaminado-, como los jujeños que responden al gobernador Gerardo Morales, el más peronista de los radicales.

Actualizaciones

En el sancionado proyecto de Ganancias sobre trabajadores y jubilados, el Frente de Todos impuso actualizaciones por salarios, y no por inflación. Para el de empresas, harán lo contrario. Un “win-win” para el Estado.

Desorganización

La oposición también aportó lo suyo para fomentar un Congreso cada vez más desorganizado. Por caso, el escurridizo Luciano Laspina (PRO) quiso recordarle a Heller, en plena transmisión de la comisión por televisión, que el jefe de bloque macrista y enlace principal con el massismo, Cristian Ritondo, había presentado un proyecto para beneficiar a las pocas fuerzas de seguridad que pagarían el impuesto a las Ganancias, y que había enviado una nota para que se tuviera en cuenta dicha iniciativa. Minutos más tarde, y luego de un desconocimiento de Heller con respecto a la comunicación, Laspina tuvo que reconocer que la nota aún no había ingresado.

Payasesco

Quien dio la nota fue el exgobernador riojano y ahora súper K, Sergio Casas, quien frenó la cesión -ya aprobada por el Senado- de un inmueble del Estado al Municipio capitalino, hoy comandado por la exsenadora radical Inés Brizuela y Doria.

Casas venía de pedir el lunes pasado a su propio bloque que no avalara la cesión. Ayer, incluso, mostró una nota del actual mandatario local, Ricardo Quintela, como para reforzar la traba, pese a que la misma es posterior a la sesión que realizó la Cámara alta. “Muy desprolijo”, expresó -con acierto- Carmen Polledo (PRO)..

Dejá tu comentario