GNC: sin motivo aún para suba del precio

Economía

Declaraciones de la Cámara de Expendedores de GNC suscitaron confusión en el público sobre los aumentos en el producto. Según fuentes calificadas del gobierno y de las distribuidoras de gas, no existen motivos ahora para una suba del GNC. Si hay aumentos, es porque los estacioneros decidieron elevar sus márgenes ya sea porque subió la electricidad o los costos salariales, o porque quieren cubrirse hacia futuro.

Como cada estación fija sus propios precios y ya hay de hecho una franja de valores que va de $ 0,45 a $ 0,55, es muy difícil medir cuáles surtidores subieron los precios y cuáles no. En principio, voceros de Repsol YPF dijeron que no había suba en las estaciones de su propiedad.

• Resultado

La confusión surgió la semana pasada porque desde el 1 de abril, las estaciones de servicio pagan un nuevo tipo de factura. Esta incluye un cargo por reserva de capacidad (en el gasoducto y en la cañería que llega hasta el surtidor) que se calcula sobre el promedio del mes de más alto consumo de los últimos doce meses. Aparte se pagan los metros cúbicos consumidos, pero el precio de éstos baja en la nueva forma de facturación.

De esta forma, el resultado es neutro para una estación que vende la misma cantidad de GNC todos los meses, y tiene una incidencia que varía de $ 0,05 a $ 0,2 según el impacto de la estacionalidad en las ventas. Se estima que esa estacionalidad no afecta a los expendedores ubicados en Capital Federal y Gran Buenos Aires.


En el futuro, lo más cercanoes el aumento en el insumo (ver nota en pág. 3) que regiría a partir del 1 de mayo, y que implicaría una suba de $ 0,05 a $ 0,08, según la zona del país. Para más adelante, la Cámara de Expendedores estima que se verá afectada porque deberá firmar contratos de servicio firme que incluyen una cláusula de «take or pay» por la cual se debe pagar lo que se contrata, aunque no se consuma.

• Modificaciones

Los expendedores consideran, además, que se verán perjudicados porque desde el año próximo deberán contratar el gas directamente con las petroleras, ya no con las distribuidoras, y que esto les restará capacidad de negociación porque las productoras también tienen estaciones. Estas modificaciones están previstas en el Decreto 180 y todavía no están firmes porque fueron objetadas en la Justicia, y están en estudio en el Ministerio de Planificación, a cargo de Julio De Vido. Por eso, en ese caso, los «aumentos precautorios», si se concretaran, serían demasiado adelantados.

Dejá tu comentario