Vicentin recibió granos para procesar

Economía

La firma agroindustrial Vicentin que en febrero pasado se presentó en convocatoria de acreedores con deudas que superan los u$s1.500 millones, recibió días atrás la autorización de la Bolsa de Comercio de Rosario para volver a comprar granos en el mercado local. El objetivo de sus dueños es poner en funcionamiento sus dos plantas de procesamiento cuanto antes, pero la pandemia de coronavirus complica sus planes en el corto plazo.

Durante la última semana pasada la compañía agroindustrial comenzó a recibir granos en sus silos luego de tres meses de inactividad total. Esta mercadería fue provista por la firma Oleaginosas Morena, subsidiaria local de Glencore, socia de Vicentin en la empresa de biodiésel Renova.

Desde aquel momento y con la cuarentena obligatoria declarada en la Argentina, el normal abastecimiento y tránsito de los granos hacia las plantas y puertos sufrió un sinfín de complicaciones que continúan hasta el día de hoy.

Mientras tanto Vicentin continúa activa en el mercado local con el objetivo de originar la mercadería, ahora por cuenta propia, aunque según reconocen desde la propia empresa durante las ultimas semanas los proyectos se ralentizaron por la coyuntura.

Por otra parte, la firma comandada por Gustavo Nardelli y Alberto Padoan siguen en tratativas con sus acreedores del sector primario, es decir, acopios, productores y cooperativas a los que les compró granos por alrededor de u$s400 millones, para alcanzar un acuerdo extrajudicial. Con gran parte llegó a un entendimiento pero la pandemia también habría retrasado la rubricación de firmas ante escribanos y otros pasos burocráticos que la empresa necesita para avanzar.

Respecto a su deuda con el Banco Nación, actualmente su principal acreedor, a quien le debe poco más de u$s23.500 millones, según cuentan desde la empresa las conversaciones siguen activas para acordar un plan de pagos pero, por supuesto, los avatares .

En este contexto ayer, según comunicó a la CNV, TMF Trust Company en carácter de fiduciario, la empresa agroindustrial no procederá al correspondiente pago de intereses del Fideicomiso Vicentin Exportaciones VIII, pautado para el próximo 6 de abril. La razón es porque básicamente porque este capital también ingresó como deuda concursal, así es que los tenedores de estos valores fiduciarios de cuentas por cobrar sobre futuras exportaciones también están incluidos entre los acreedores de la firma.

En paralelo, otra noticia que tampoco cayó bien en el grupo empresario fue el parate total de una de sus plantas de faena de su frigorífico Friar, ubicada en la localidad de Nelson, provincia de Santa Fe. La empresa no tuvo otra opción ya que un médico que periódicamente concurría al establecimiento dio positivo por coronavirus. Inmediatamente se activó un protocolo para resguardar la salud de todos los operarios, y hasta el momento, no hubo otro caso sospecho en el plantel de trabajadores.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario