Greenspan a los mercados: "Disfruten mientras dure"

Economía

Nueva York (Reuters) - Hay pocas razones para temer que China lleve a cabo una venta masiva de bonos del Tesoro de Estados Unidos, sostuvo ayer el ex presidente de la Reserva Federal Alan Greenspan, al tiempo que expresó preocupación por la acelerada tasa de crecimiento de la potencia oriental y lo que describió como acciones sobrevaluadas en el mercado.

Greenspan restó importancia a las posibilidades de que las autoridades chinas decidan vender bonos del gobierno estadounidense, forzando así una fuerte alza en las tasas de interés de ese país. Cuando se le preguntó durante una conferencia sobre bienes raíces si los inversores deberían preocuparse, Greenspan dijo: «Yo no me preocuparía, no». Sin embargo, explicó que el hecho de que tal salida de bonos sea improbable se debe a que China no tendría a nadie a quien venderle esos papeles.

Los precios de la deuda del gobierno estadounidense han estado bajo presión la última semana, con los rendimientos subiendo fuertemente debido a la preocupación en torno a la probabilidad de un endurecimiento en las condiciones crediticias globales al avanzar el año. Cabe recordar que los precios de los bonos se mueven en sentido inverso a los rendimientos.

A pesar de los dichos de Greenspan ayer en Wall Street, los precios de los bonos del Tesoro de EE.UU. cayeron llevando los rendimientosde referencia a un máximo de cinco años, ante los temores de que una sólida demanda global obligue a los bancos centrales a aumentar las tasas de interés.

  • Reiteración

    Trabajando ahora como consultor privado tras 18 años al frente del banco central de EE.UU., Greenspan reiteró su predicción de que el último avance del crecimiento en China había ido demasiado lejos y demasiado rápido. «No podemos continuar con esta tasa de crecimiento en China y en el Tercer Mundo.Esto no puede continuar indefinidamente», dijo en su discurso.

    Greenspan intensificó el nerviosismo al decir que el auge de liquidez global, cuyo origen remontó al fin de la Guerra Fría, no durará por siempre. «Disfrútenlo mientras dure», dijo a la audiencia. Quien hasta hace poco era, quizás, el hombre más respetado de los mercados mundiales se ha ganado, en poco tiempo, la enemistad de los inversores ya que sus dichos sacuden ahora a los mercados.

    Hasta el petróleo bajó: 1%

    Nueva York (Reuters). El petróleo cayó por debajo de 69 dólares el barril en medio de expectativas de que los suministros de gasolina en Estados Unidos habrían subido por sexta semana consecutiva, disipando temores de una crisis durante las vacaciones de verano.

    Las pérdidas se sumaron a los descensos de otros mercados de materias primas, debido a prospectos de que una inflación en aumento pueda llevar a un mayor ajuste de política monetaria.

    El crudo Brent de Londres, considerado actualmente como más representativo del mercado global que el petróleo estadounidense, cerró con una baja de 77 centavos, a 68,79 dólares el barril, revirtiendo el avance de 87 centavos de dólar del lunes. Por su parteel crudo estadounidense operó con una baja de 62 centavos (o 0,94%) para concluir a 65,35 dólares.

  • Rebote previo

    Los precios habían rebotado previamente cuando la Agencia Internacional de la Energía (AIE) divulgó que elevó su previsión de crecimientode la demanda petroleramundial para 2007 y dijo en su informe mensual que la OPEP ha estrechado demasiado su producción.

    Los mercados financieros en general han estado inquietos por las perspectivas de que la creciente inflación provoque un endurecimiento de la política monetaria, lo que afectaría el crecimientoeconómico y la demandapetrolera. Otros mercados de materias primas y accionarios también registraban una baja ayer por preocupaciones por las tasas de interés.

    Un elemento que sumaba presión era que los analistas esperaban que un informe gubernamental de Estados Unidos el miércoles mostraría un incremento de las existencias de gasolina por sexta semana consecutiva la semana pasada.
  • Dejá tu comentario