Grave: pese a pruebas, Cámara anula proceso a exfuncionarios "M"

Economía

Irurzun y Bruglia hicieron lugar a pedidos de los imputados y anularon procesamientos de Dietrich, Dujovne, Saravia Frias e Iguacel. El fallo hace caer la causa pese a la evidencia recolectada que demuestra irregularidades. Camaristas aludieron a tecnicismo de Canicoba Corral y ahora Ercolini decide si avanza o congela el expediente. Indagatorias, también nulas.

La Cámara Federal declaró la nulidad de los procesamientos que el juez Rodolfo Canicoba Corral había dictado a los exfuncionarios del gobierno de Mauricio Macri: Guillermo Dietrich, Nicolás Dujovne, Bernardo Saravia Frías y Javier Iguacel en la causa “peajes”. La decisión, sin dudas, disparará una polémica. Fue adoptada por los camaristas Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia al hacer lugar a un reclamo de las defensas que cuestionaron al jubilado juez Rodolfo Canicoba Corral porque supuestamente no les dio posibilidad de confrontar el contenido de elementos de prueba.

Los jueces de la Cámara no se refirieron a los delitos imputados ni a los hechos investigados. Encontraron otro camino para anular los procesamientos. Ante esta situación, la nulidad devuelve la causa al estado procesal anterior, lo que significa que no solo los procesamientos, sino que las indagatorias que les tomó el juez (y en las que los exfuncionarios se negaron a declarar) tampoco existen más. El nuevo juez que subroga el juzgado que dejó vacante Canicoba, Julián Ercolini deberá decidir si los vuelve a llamar a indagatoria o si el expediente empieza a diluirse.

Según las defensas “ni antes ni durante ni después de las audiencias tuvieron la posibilidad de confrontar el contenido de cualquiera de esos elementos que se les enunciaron” en la indagatoria. Ante los reclamos, el juez Canicoba Corral argumentó, primero, que para él no correspondía legalmente permitir a las defensas la compulsa previa a las indagatorias e invocó que su carga al sistema informático –por su dimensión- era dificultosa y llevaría tiempo. Cabe recordar que la actividad en tribunales para el momento se hallaba limitada por la pandemia. Según la Cámara “esas condiciones de no acceso” para las partes se mantenían inalteradas cuando se procesó a Iguacel, Dietrich, Saravia Frías y Dujovne. Y que en todos los pronunciamientos objetados se valoró como prueba fundamental aquella documentación que aún no se había puesto a disposición de las partes imputadas.

Recién luego de sus apelaciones fue habilitado en gran parte ese acceso a través de su carga por medios digitales.

Las indagatorias también habían sido tomadas por medios digitales. En su decisión, los camaristas invocaron jurisprudencia de la dos Salas de la Cámara que, ante situaciones iguales, imponía la nulidad del procesamiento. Sobre esa base concluyeron que “si el pronunciamiento se apoya sobre pruebas que previamente no se tuvo posibilidad de controlar o confrontar para alegar sobre ellas, se genera un perjuicio directo sobre el derecho de defensa. El procesamiento así dictado es nulo”, concluyó la Cámara.

En su momento, el juez Canicoba Corral dejó en claro que los contratos de concesiones de las autopistas fueron un negociado a favor de los empresarios, con un perjuicio multimillonario en dólares para el Estado. Eso incluye el simulacro de una denuncia ante el CIADI que nunca debió haberse convalidado y la prórroga de concesiones de las autopistas hasta 2030.

Bruglia, uno de los jueces que ayer firmó la resolución, es uno de los jueces cuyo traslado dispuesto en el macrismo es objetado por no haber tenido el acuerdo del Senado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario