Industria: uso de capacidad instalada alcanzó el 56,8% en julio

Economía

Según INDEC, la cifra registró su tercera mejora mensual consecutiva y tuvo su menor baja interanual desde que comenzó la pandemia, aunque permaneció 1,9 puntos por debajo del nivel de julio de 2019.

La industria utilizó el 56,8% de su capacidad instalada en julio, lo cual significó la tercera mejora mensual consecutiva. De acuerdo a los datos arrojados este jueves por el INDEC, la cifra subió 3,5 puntos porcentuales respecto de junio pero se mantuvo 1,9 puntos por debajo del nivel registrado en julio de 2019.

Cabe recordar que en abril la industria funcionó usando apenas el 42% de su potencial, la cifra más baja desde que el INDEC comenzó la serie, en 2002. En mayo, el número subió al 46,4%, mientras que en junio trepó al 53,3%, de la mano de la reapertura de muchas actividades en varias provincias tras los estrictos cierres para prevenir el Covid-19.

La baja interanual de julio fue la más acotada desde que comenzó la pandemia. En el séptimo mes del año se destacó la performance del rubro productos minerales no metálicos, que utilizó el 67,5% de su capacidad instalada y exhibió el primer aumento interanual en mucho tiempo después de ser uno de los sectores más afectados por las restricciones que trajo el coronavirus.

Productos del tabaco y sustancias y productos químicos también presentaron mejoras respecto del mismo mes de 2019 aunque en estos casos el aumento ya se venía observando en los registros anteriores. Al interior de sustancias y productos químicos, INDEC destacó los crecimientos en plantas que elaboran productos químicos básicos, materias primas plásticas y caucho sintético, y en aquellas que fabrican jabones y productos de limpieza.

Por el contrario, la principal incidencia negativa en términos interanuales se observó en las industria de metales básicos, que sufrieron una caída de 18,3 puntos explicada, fundamentalmente, por una disminución del 22,2% en la elaboración de acero crudo. Sin embargo, el rubro viene registrando una significativa recuperación desde mayo.

Por su parte, los niveles más bajos de utilización de capacidad instalada se percibieron en la industria textil y en la automotriz, con cifras del 43,1% y del 29,8%, respectivamente, aunque también es menester aclarar que en abril el porcentaje llegó a ser del 4,2% en el caso de la textil mientras que el sector automotriz estuvo totalmente paralizado.

La semana pasada el INDEC informó que la industria desaceleró su mejora en julio ya que si bien el sector presentó su tercera suba mensual, el repunte fue menor al de junio. Adicionalmente, la caída en comparación con julio de 2019 alcanzó el 6,9%, cuando la baja interanual de junio había sido del 6,3%.

Según una encuesta cualitativa realizada en el marco de la emergencia sanitaria por el instituto oficial de estadísticas públicas a más de 1.700 locales manufactureros, el 51% de la industria operó con normalidad en julio, el 45% operó parcialmente y el 4% restante estuvo sin ningún tipo de actividad productiva.

Desde el Instituto Argentino de Análisis Fiscal sostuvieron que "no es esperable que haya grandes inversiones en capital físico luego del aislamiento, al menos de forma generalizada". "Desde hace 2 años, la capacidad instalada industrial se utiliza en el rango 56%-62%, por lo que, aunque se vuelva a estos niveles, seguirá quedando un margen elevado de aumento de actividad sin requerir inversiones en nuevas fábricas y maquinarias", agregaron.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario