Ingresaron $ 15 millones en primer día de pago de impuestos con LECOP

Economía

Por lo menos en lo que tiene que ver con la posibilidad de cancelar impuestos con títulos públicos nacionales y provinciales, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) está obteniendo resultados razonables. Según los datos que maneja el organismo recaudador que dirige Armando Caro Figueroa, hasta ayer al cierre de las operaciones del sistema financiero, se habían recibido 15 millones de pesos en Letras de Cancelación de Obligaciones Provinciales (LECOP) en el primer día de vigencia del régimen, otros 50 millones de pesos en patacones y alrededor de 70 millones de pesos en títulos públicos nacionales para cancelar deuda impositiva pasada.

Sumando todas estas operaciones de canje de tributos por títulos, la AFIP recaudó desde hace un mes más de 135 millones de pesos.

Ayer comenzó la posibilidad de pagar impuestos nacionales a través de los LECOP, para las operaciones por más de un millón de pesos, mientras que desde el 28 de noviembre próximo la posibilidad se extenderá a todos los contribuyentes.

Dentro del organismo recaudador y de la
Dirección General Impositiva (DGI) que maneja Horacio Rodríguez Larreta, se sabe que hasta el martes hay comprometidas operaciones por otros 30 millones de pesos como piso, provenientes de grandes empresas que operan en la Argentina.

Según dispuso la AFIP en la reglamentación de este régimen, con LECOP podrán pagarse prácticamente todos los impuestos de alcance nacional, incluyendo el IVA, Ganancias, Ganancia Mínima Presunta, al endeudamiento empresario, internos, aportes previsionales, ART, retenciones y percepciones de impuestos. Además no hay límites para las cancelaciones. La acreditación en LECOP demora 24 horas, con lo cual el contribuyente deberá realizar un día antes de un vencimiento impositivo el pago del impuesto con ese bono para que pueda ingresar a tiempo.

En total, y desde el 15 de octubre cuando comenzaron oficialmente a aceptarse los patacones de la provincia de Buenos Aires a cambio de impuestos nacionales, la AFIP recibió 50 millones de pesos en este tipo de bonos.
La mayoría de estos pagos proviene de liquidaciones del IVA generalmente de grandes empresas vinculadas con el comercio minorista y mayorista, incluyendo a las grandes cadenas de supermercados, a las empresas de alimentos y a las petroleras que expenden combustible en la provincia de Buenos Aires y que aceptan este tipo de pago. La AFIP estima que durante lo que resta de noviembre y en diciembre la cifra de pago con patacones ascendería a aproximadamente 150 millones de pesos.

El régimen de pago con estos títulos bonaerenses es más restringido que el de los LECOP. Unicamente se pueden liquidar IVA, Ganancias, Ganancia Mínima Presunta y endeudamiento empresario. La AFIP no acepta patacones para pagar los aportes previsionales, ART y los impuestos internos. Por esta mayor apertura de los LECOP, el gobierno de Carlos Ruckauf teme que estos papeles terminen desplazando de alguna manera a los patacones en la demanda de las empresas, fundamentalmente las grandes, con amplias liquidaciones de IVA.

• Optimismo


Finalmente, la AFIP mira con optimismo la recaudación que va obteniendo en la liquidación de deudas impositivas acumuladas hasta el 30 de junio de 2001, declaradas o no, con títulos públicos cuyo vencimiento sea anterior al 31 de diciembre de 2005. Según los datos del organismo recaudador, en total se percibieron en las oficinas de la DGI aproximadamente 70 millones de dólares desde la primera semana de octubre cuando comenzó oficialmente el régimen hasta ayer. Esto implica que mensualmente se estarían cubriendo las pérdidas que genera la caída en la recaudación en los pagos de la moratoria impositiva lanzada a comienzos del año pasado por José Luis Machinea, donde se habían comprometido pagos mensuales por aproximadamente 90 millones de pesos y se estarían obteniendo menos de $ 20 millones.

El régimen de pago de deudas impositivas con títulos públicos posibilita actualmente, por la caída brusca de los bonos argentinos, una quita de aproximadamente 40% en el monto que se de debe al fisco. La gran contra que tiene el sistema es que para la compra de bonos se necesita efectivo, con lo cual el contribuyente necesita por lo menos 60% de la deuda con la AFIP en el momento de realizar la opera-ción. Como prácticamente hoy no hay crédito en el sistema financiero, la disposición de efectivo se torna la única alternativa de los morosos al organismo recaudador.

En este régimen ingresan todos los impuestos: IVA, Ganancias, Ganancia Mínima Presunta, endeudamiento empresario y las contribuciones patronales; pero no los aportes a las ART y las percepciones y retenciones.

Dentro de la AFIP se manejaba ayer otra noticia que, si bien no es positiva, mostraba algún alivio contra lo que sucedía la semana anterior. La recaudación del impuesto a los débitos y créditos bancarios (impuesto al cheque) aumentó en promedio en dos millones diarios
pasando ayer de los $ 11,8 millones del viernes pasado a $ 13,75 millones. Algunas operaciones particulares de grandes contribuyentes incrementaron el promedio, que hasta el viernes era más que preocupante. De todas formas, los $ 13,75 millones de promedio están aún muy lejos de los 18 millones de octubre.

Dejá tu comentario