Whirlpool abrirá nueva fábrica de lavarropas con una inversión de u$s40 M

Economía

Estará terminada a fines de 2022 y producirá 300.000 unidades por año. La la mayor parte será destinada a la exportación hacia países de la región.

A poco más de tres años de haber inaugurado su planta en la localidad bonaerense de La Tablada, Whirlpool anunció ayer una inversión de u$s40 millones para levantar una nueva fábrica de lavarropas, que implicará la generación de 1.000 empleos.

La inversión tendrá un desembolso gradual durante un plazo de 18 a 24 meses. Así, se estima que en 2022 la multinacional de electrodomésticos volverá a cortar cintas en Argentina, donde está presente hace 30 años.

Una particularidad de este proyecto es que prevé que dos tercios de la producción de lavarropas se destine a la exportación. Será la primera vez que Whirlpool Argentina fabrique artefactos para enviar a otros países. En rigor, en el país no existe exportación de electrodomésticos ni línea blanca, ya que todo se destina al mercado interno.

El nuevo proyecto de Whirlpool prevé también la fabricación propia de muchos componentes que hasta ahora son importados y el desarrollo de proveedores locales de insumos.

El anuncio se concretó ayer durante una videoconferencia que mantuvo el presidente Alberto Fernández con directivos de la filial local de la empresa y el CEO para América Latina, Joao Brega.

El proyecto prevé la construcción de una segunda fábrica sobre un predio productivo de 30.000 metros cuadrados con tecnología de última generación para la producción de lavarropas de alta capacidad de carga. Todavía no está definida su ubicación, aclararon los ejecutivos.

Brega dijo que la inversión se dará “en el marco de una decisión estratégica, y siendo que Whirlpool Corporation tiene en Argentina una gran experiencia en la producción de artículos de lavado de carga frontal; por eso elegimos al país como punto clave para complementar la capacidad productiva de la región, desarrollando este centro de abastecimiento y generando un nuevo modelo de suministro”.

La nueva planta será la más moderna de la región y contará con estándares de fabricación de clase mundial World Class Manufacturing (WCM).

Las 300.000 unidades que Whirlpool tiene previsto fabricar en la nueva planta serán desarrolladas mediante procesos sustentables que cumplen con las recomendaciones internacionales de cuidado del medio ambiente, destacó la empresa.

Además destacó que dos tercios de la producción tendrán destinados a la exportación, objetivo que además refuerza uno de los objetivos de la empresa que es generar una balanza comercial positiva a partir de 2023.

Entre las que se dedican a la fabricación de electrodomésticos, en paralelo al anuncio de Whirlpool de hoy, se destacan los 15 millones de dólares que invertirá Arneg Argentina (especializada en la producción de equipamientos en frío y heladeras comerciales), los 10 millones de Newsan (productos electrónicos), los 5 millones del Grupo Rotoplas (fabrica tanques de agua), los más de 2,3 millones de Visuar (heladeras, asociadas con la marca Samsung).

La planta que la compañía tiene en La Tablada, en el partido de La Matanza, fue inaugurada en noviembre de 2017, como parte de un plan de inversiones de $300 millones (con un tipo de cambio que rondaba los $17 por dólar). Allí fabrica el 80% de las cocinas y lavarropas que provee al mercado doméstico, en tanto que el resto se importa. Ocupa a 200 personas, en tanto que se estima que genera unos 300 empleos indirectos.

En el sector también se anunciaron recientemente otras inversiones: u$s15 millones de Arneg Argentina (heladeras comerciales); u$s10 millones de Newsan (electrónicos); u$s5 millones de Grupo Rotoplas (tanques de agua).

Dejá tu comentario