Kirchner y alimentarias discuten mañana precios

Economía

Las alimentarias comenzarán mañana a desfilar por el despacho de Néstor Kirchner para prometer (sin firmar nada, como viene sucediendo hasta ahora con las cadenas minoristas, chinos, hipermercados, mayoristas) que no tocarán los precios hasta diciembre del año próximo.

La información que se filtró es escueta, pero esta nueva ronda no será de negociaciones, sino simplemente de « fotos» en las que los empresarios de la alimentación aparecerán aceptando la propuesta oficial. En esas fotos estarán, además del Presidente; la ministra de Economía, Felisa Miceli -que almorzó ayer en la COPAL, que reúne a las 43 cámaras del sector-; y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

La versión más fidedigna indica que mañana a las 9.30 están citadas a la Casa Rosada Aceitera General Deheza (del senador por Córdoba Roberto Urquía, a quien representará Miguel Acevedo, CEO de la empresa), Arcor, Molinos, La Serenísima, Unilever, SanCor y Kraft Foods, entre otras.

Al día siguiente harán el mismo derrotero las empresas de bebidas sin alcohol, aguas minerales y cervezas; están convocadas Nestlé, Danone, FEMSA y el resto de las embotelladoras de Coca-Cola, Pepsi y Quilmes, entre varias más. Sin embargo, una especie que trascendió anoche a última hora indicaba que hoy estarían en gobierno las empresas elaboradoras de yerba mate, versión que no pudo ser confirmada.

La convocatoria a los empresarios, como suele suceder en estos casos, tomó de sorpresa a muchos, en especial a alimentarias que esperaban ser llamadas después de que fueran a la Rosada las elaboradoras de bebidas. A pesar de que esto era un hecho casi «certificado», ayer a la tarde la secretaria personal de Moreno se comunicó con las oficinas de las empresas mencionadas más arriba para decirles: «Ustedes vienen el miércoles a las 9.30 y los de las bebidas el jueves».

Por eso, durante el almuerzo de Miceli con el comité ejecutivode la COPAL no hubo casi referencias a la convocatoria de Moreno: es que a esa hora aún no sabían de su cita que tendrían mañana con el gobierno.

  • Presentes

    A la mesa con la ministra se sentaron Alberto Alvarez Gaiani (presidente de COPAL), Pablo Devoto (Nestlé), Federico Nicholson (Ledesma), Adrián Kaufmann Brea (Arcor), Alberto Pizzi (Kraft Foods), Hugo Krajnc (Cargill), Martín Cabrales (Café Cabrales), Horacio-Aranguren (Molinos), Guillermo Padilla (licoreras), Marcelo Altuna (SanCor), Félix Pereyra (Unilever), Juan Almirón (gaseosas) y Osvaldo Capellini (La Serenísima). «La reunión estaba agendada desde hace 45 días; no se convocó para hablar del tema precios específicamente, pero sería tonto negar que fue la cuestión que primó a lo largo del almuerzo», admitió a este diario uno de los comensales. «Muchos le dijimos que es poco menos que ilusorio pensar en sostener todos los precios a los niveles actuales durantemás de un año, porque hay materias primas importadas y commodities que están subiendo y fuerte. La ministra no lo aceptó de manera explícita, pero tampoco negó de plano la posibilidad».

    Concretamente, sector por sector fueron exponiéndole las complicaciones que presentan al plan oficial de control de precios subas como las del café o el cacao, y sobre todo de las harinas ante el alza internacional del precio del trigo.

    La funcionaria repitió con algunos agregados y quitas el panorama macroeconómico que presentó la semana pasada en la Conferencia Industrial de la UIA en Córdoba, y recordó que el año próximo se volcarán al mercado del consumo más de $ 4.000 millones, producto de los reajustes en las jubilaciones.

    «A la ministra no se le escapa, creo que hay productos mucho más complicados que otros en cuanto a mantener los precios. También es un hecho que es imposible controlar todas las bocas de venta del país, por lo que la dispersión de valores será inevitable», dijo otro empresario que estuvo en el almuerzo.

    En lo que coincidieron varios de los consultados es que «no la pusimos en la situación de tener que definirse si el congelamiento hasta 2007 es factible o no; habría sido una torpeza. Pero nos quedó la impresión de que entendió lo difícil que sería plantearse ese objetivo». El informante incluso llegó a decir que la ministra habría sugerido que en algunos casos puntuales, de productos afectados por mayores costos, se podría estudiar algún alza compensatoria. Esto chocará seguramente con la posición de Moreno, que afirma que las alimentarias pueden compensar esos quebrantos con los márgenes que obtienen de otros productos de mayor valor.
  • Dejá tu comentario