La AFIP y España suscribieron acuerdo contra evasión fiscal

Economía

Argentina y España firmaron un nuevo acuerdo tributario para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en materia de impuestos sobre la renta y el patrimonio.

El nuevo acuerdo, que entrará en vigor tras su ratificación parlamentaria y sustituye a otro similar firmado en 1992, fue suscrito en Buenos Aires por el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de Argentina, Ricardo Echegaray, y el embajador de España en la capital argentina, Román Oyarzun.

"Éste será un elemento importante para ratificar la voluntad de fortalecer los lazos comerciales con España de manera transparente", afirmó Echegaray en el acto de la firma de acuerdo.

En julio pasado, el Gobierno argentino denunció unilateralmente el convenio bilateral firmado en 1992 en Madrid y que entró en vigor en julio de 1994 para iniciar la negociación de un nuevo acuerdo.

"España es el primer inversor extranjero en Argentina y tener un marco de previsibilidad fiscal es verdaderamente importante. Tener un texto que es francamente bueno va a ayudar a nuestros empresarios a trabajar aquí con presiones fiscales aceptable y a los argentinos a hacerlo en España", destacó Oyarzun.

El convenio suscrito tendrá aplicación retroactiva al 1 de enero pasado, cuando perdió vigencia el convenio de 1992, aunque supeditado a que el instrumento efectivamente sea ratificado este año por los Parlamentos de los dos países, objetivo que ambos funcionarios confiaron en que se logrará.

El acuerdo, destacó Echegaray, incluye una "cláusula especial para que no haya un uso abusivo del convenio, de forma tal que lo que se busca es evitar la doble imposición y no que no se tribute en ninguno de los dos países".

El documento también incorpora una cláusula específica sobre intercambio de información tributaria.

Oyarzun dijo que "la ausencia de un convenio hubiera sido un desincentivo a la inversión y al intercambio de bienes y servicios porque de pagar tipos de entre el 10 y 15 por ciento para la mayor parte de los impuestos se pasaría a pagar tipos de más del doble".

"La firma de hoy es una muy buena noticia para las relaciones entre España y Argentina. Va a provocar un impacto muy favorable y los empresarios pueden estar satisfechos porque tienen un horizonte de previsibilidad fiscal importante", destacó el embajador español.

Argentina decidió denunciar los tratados internacionales que limitaban su potestad de imposición sobre el patrimonio con respecto a determinados activos, como son las participaciones en el capital de las sociedades.

En el caso del acuerdo con España de 1992, la AFIP consideraba que ciertas empresas no españolas abusaban de los beneficios del convenio a través de la interposición de una sociedad en España con el principal objetivo de aprovechar la ventaja fiscal.

Una de las principales novedades del documento firmado hoy es que ya no existe la disposición de que el patrimonio constituido por acciones o participaciones en el capital de una sociedad sólo podía someterse a la imposición tributaria en el país del que el titular fuera residente.

Dejá tu comentario