La Bolsa porteña cerró sin cambios y bajaron bonos. Dólar, a $ 3,23

Economía

En un permanente zigzag en el valor de las cotizaciones accionarias, la Bolsa porteña cerró hoy casi neutra, con una ligerísima suba de 0,01 por ciento en el grupo de 22 empresas líderes, cuyo índice Merval clausuró en 1.185,92 puntos.

La Bolsa logró asì recuperar sus pérdidas del día que llegaron hasta un rojo de 3,77 por ciento, en 1.141,02 unidades, un nivel que no se registraba desde el 12 de octubre de 2004.
Pero, por entonces, el sector accionario porteño se encontraba dentro de una racha alcista en medio de optimistas cifras de crecimiento económico y con negociaciones para salir del default de su deuda soberana, mientras que hoy intenta salir de un atolladero arrastrado por el crac financiero internacional.

El mercado accionario logró sortear favorablemente una jornada en la que vencían las operaciones de futuro denominada 'opciones' y remontó las pérdidas iniciales.
Acompañó así parcialmente el comportamiento del índice Dow Jones que en Wall Street concretó un drástico cambio en la tendencia cerrando en alza de 4,62 por ciento cerca de los 9.000 puntos.

Las acciones en aquella latitud vinculadas al consumo se dispararon por un retroceso de los precios del petróleo y ante compras de oportunidad tras la violenta caída de ayer, que fue la tercera de mayor envergadura porcentual detrás del hundimiento del 22,61 por ciento, el 19 de octubre de 1987.

Wall Street también logró sortear, con más éxito que en Buenos Aires, el vencimiento de opciones, que aún se extenderá hasta mañana, y estuvo prologado por un comportamiento alcista desde el mismo arranque protagonizado por las empresas tecnológicas que elevaron al índice Nasdaq hasta los 1.717,71 puntos con un salto de 5,49 por ciento.

Por su lado, el S&P-500 avanzó 1,98 por ciento. Todo el mercado porteño medido por el Indice General subió 0,30 por ciento y clausuró en 68.467,52 unidades, en una jornada influida por contradictorios comentarios acerca de un nuevo recorte de tasas de interés a nivel internacional y de posiciones encontradas entre países integrantes de la Eurozona respecto de volcar en el mercado de consumo (economía real) un mayor caudal de crédito.

La sensible baja del petróleo en el mercado neoyorquino a 69.83 dólares el barril del tipo WTI con caída de 6,14 por ciento que fue acompañado por el 4,04 del tipo europeo Brent a 64,56 dólares, no impidió un sostenido aumento de las empresas ligadas a esta materia prima.

Aunque sus cotizaciones abrieron en baja, lograron revertir la tendencia cuando absorbieron el producto de esas opciones y pasar a terreno positivo.

Esto fue producto del descenso inicial del crudo y del vencimiento de opciones que generaron ejercicios por unos 10 millones de pesos con sus consecuentes ventas accionarias sobre sus plazas de contado.

Las alzas generadas por este cambio de tendencia fueron encabezadas por Petrobrás Participaciones (ex Pérez Companc) con un tremendo salto de 16,32 por ciento a 2,85 pesos, -máximo del día- con dos llamados a hacer plaza al superar los límites del 10 y del 15 por ciento.

Dentro del rubro petrolero, Socotherm creció 5,26 por ciento; Tenaris 2,45; Petrolera del Cono Sur 2,37; y Petrobrás de Brasil en su versión 'ordinarias' (dentro del Merval) un 0,36 por ciento.

En cambio bajaron sus acciones preferidas en 5,53 por ciento ante arbitrajes con las ordinarias.

Dentro del grupo alcista, se destacó Alpargatas con 9,04 por ciento, ante posibles beneficios que recibirá por el plan crediticio que el Presidente Lulla da Silva está desarrollando en Brazil para enfrentar el crac financiero internacional.

Le siguieron Paty con 5,26 por ciento, -otra empresa controlada por empresarios brasileños- Carlos Casado con 2,58; Agrometal 1,16; Transener 1,33; Celulosa 1,08 y el Grupo Financiero Galicia, con 0,90 por ciento.

El sector de cauciones estuvo muy activo en la demanda de dinero para afrontar compras de acciones o renovar vencimientos por 138,1 millones de pesos a un promedio de tasas de interés en el 13,75 por ciento anual por una semana de plazo y al 15,11 por 32 días.

Un volumen de 143,4 millones de pesos se canalizó entre acciones, cedear's y ejercicios sobre 74 especies cotizadas que acusaron 15 alzas, 51 bajas y 8 repeticiones, mientras que por todo concepto se reunieron 1.809,5 millones de la misma moneda.

El dólar se tranquilizó en la city porteña con un cierre de 3,2350 pesos vendedor en el circuito minorista de principales casas de cambio del microcentro y 3,3250 en el mayorista, mientras en la franja informal o marginal del mercado se operó a 3,34 pesos vendedor.

Las tasas de interés subieron medio punto a 16,50 por ciento en certificados millonarios a 30 días de plazo en tanto que los bancos se financiaron mutuamente a través del call money a una tasa de 13,60 por ciento anual a 24 horas de plazo.

El riesgo país argentino, que aún no clausuró, permanecía estable entre 1.334 y 1.336 puntos básicos a pesar de la fuerte caída superior al 8,0 por ciento que experimentaron algunos bonos de la deuda pública y merced a una baja final en la cotización de los Bonos del Tesoro (BT) estadounidense, especialmente en sus emisiones largas de 10 y 30 años.

En cambio, las bolsas latinoamericanas experimentaron pérdidas del 3,20 por ciento para el indicador mexicano IPC; del 1,00 para el Bovespa Brasileño (recuperdo tras una baja superior al 7 por ciento); del 3,54 de Colombia y del 1,46 por ciento de la de Santiago de Chile.

Dejá tu comentario