La inflación no cede: la carne subió 5%

Economía

La carne registró subas de hasta 5% en las carnicerías este fin de semana, motivadas por la mayor demanda de cortes muy requeridos por el consumo interno, como el asado. También se produjo por la escasez de ganado de buena calidad y terminación que se registró la semana anterior por una disminución en la oferta tras el paro realizado en el servicio sanitario argentino (SENASA).

En consecuencia, la carne será esta semana el producto que concentrará el mayor control del gobierno: el novillo alcanzó a cotizar $ 3 por kilo vivo la semana pasada en Liniers y, como cada vez que ocurren subas, surge la amenaza de que dichos aumentos se trasladen a los consumidores.

Varias fuentes coincidieron en que durante el fin de semana se registraron aumentos específicos en los cortes de consumo interno. «Tuvimos leves problemas con la escasez de asado por el Día de la Madre. Pero esto ocurrió sólo el sábado y hoy (por ayer), ya que en general las carnicerías se encuentran bien abastecidas», afirmó el vicepresidente de la Asociación de Carniceros de la Capital Federal, Alberto Williams.

  • Perspectiva

    «Es posible que esta semana los carniceros reciban la media res con subas de entre 10 y 40 centavos que se verán reflejadas en los mostradores. Esperemos que el mercado se estabilice con una entrada de 10.000 cabezas en promedio todos los días porque ésa es la única manera de que el precio de la carne no suba», sostuvo el empresario ante Ambito Financiero.

    En la semana previa a las elecciones nacionales, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, será el encargado de controlar, una vez más, la evolución de la carne en las góndolas. El Mercado de Liniers también será monitoreado para ver si las sugerencias que recibieron los frigoríficos que allí operan son reflejadas en los precios. Según el gobierno, el kilo de ganado no debería subir esta semana para mantener equilibrada la inflación, al menos en este producto sensible a la canasta básica.

    El feriado del lunes pasado por el Día de la Raza y la paralizaciónde actividades de los empleados del SENASA que dependen de ATE motivaron retrasos en las entregas de los documentos de traslado de hacienda (DTA) y recortes en los negocios realizados en ventas directas y operaciones a campo, así como una merma en la oferta en el principal mercado concentrador de ganado. En consecuencia, la disponibilidad de animales para faena mermó poco más de 8,6% durante la última semana, consolidando los precios que en novillo la categoría más representativa para el consumo internoaumentaron 10,6%. Esta suba en el Indice de Novillo, indicaban algunas fuentes, podría ser trasladada al valor que operan los frigoríficos y, en definitiva, al consumidor.

    En una semana en la que los consumidores podrían volver a boicotear productos básicos de la canasta de alimentos,como la papa y la calabaza,los operadores de carne-buscarán tranquilizar el mercado con el fin de evitar ser centro de nuevas medidas restrictivas, mientras el precio del ganado supera ya cualquier nivel de acuerdo.
  • Dejá tu comentario