La recaudación, mejor: cayó sólo 5,1% (real) en el mes de agosto

Economía

En el octavo mes del año los ingresos del fisco se ubicaron en niveles similares a los que había antes de la cuarentena. Se evidenció también un importante crecimiento en Bienes Personales.

La recaudación fiscal de agosto registró un incremento nominal del 33,5% interanual hasta alcanzar los $612.146 millones, según informó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Descontado el efecto de la inflación, los ingresos del fisco bajaron el mes pasado en términos reales apenas 5,1% respecto de agosto de 2019, lo que indica un nivel similar al que había antes de la cuarentena. Durante los primeros ocho meses del año, los ingresos tributarios superaron los $4 billones, con un incremento del 27,3% nominal interanual.

Tal como había anticipado Ámbito, el comportamiento del Impuesto a las Ganancias, que logró su mejor performance en el año, junto con el de Bienes Personales, aportaron de manera determinante en el recorte de la caída de agosto, cuyo comportamiento fue parecido al de marzo, un mes que tuvo 10 días hábiles menos en razón del inicio de las medidas sanitarias contra el coronavirus.

Ariel Letcher, titular del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), destacó que los datos de recaudación del mes pasado “muestran una recuperación de los guarismos de los meses previos afectados por la pandemia, particularmente en el caso del Impuesto a las Ganancias”. “En el caso del IVA, de todas formas, la retracción cercana a 20% en términos reales muestra que el consumo aún presenta niveles inferiores a prepandemia”, señaló.

Por su lado, Ariel Barraud, del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), manifestó que se trata del mejor registro luego de que comenzó el aislamiento contra el coronavirus. “Es como que se ven dos historias. La parte relacionada con la actividad económica (IVA - Cheque) sigue mostrando caídas relevantes”. Por otro lado, según Barraud “hay cuestiones de administración tributaria (Ganancias y Bienes Personales, por vencimientos acumulados) junto con aumento de carga tributaria de Bienes Personales respecto del 2019 y el nuevo impuesto PAIS, que permitieron que no caiga tanto el agregado”.

Los datos del organismo conducido por Mercedes Marcó del Pont muestran que en abril la recaudación había tocado el piso con una suba en medio del contexto inflacionario de apenas el 11,6% para luego comenzar a remontar en mayo a 12,4%; junio, 20,1 y julio,24% en términos reales.

En agosto se acumularon vencimientos del pago final del período 2019 tanto para Ganancias como para Bienes Personales. En este impuesto, además, por efecto de la devaluación del peso junto con el incremento de alícuotas dio como resultado que los pagos se multiplicaran por 5 o 6 veces. A eso se sumó que las personas físicas también tuvieron que afrontar el pago del primer anticipo del Impuesto a las Ganancias del período 2020.

Por esa razón, los ingresos provenientes de ese gravamen fueron por $141.115 millones con un incremento nominal del 37,4% y una baja de apenas 2,3% real frente al mismo período del año pasado. Por su parte, el Impuesto sobre los Bienes Personales contabilizó $43.879 millones con un aumento del 685,1% nominal interanual y del 458,1% real.

El Impuesto al Valor Agregado (IVA), que es el otro basamento de los ingresos, anotó entradas por $157.977 millones con un incremento del 11,7% interanual y una baja del 20,9% real. “El comportamiento del IVA refleja los efectos sobre la recaudación que tiene la evolución de la actividad económica y el mayor acogimiento a Planes de Facilidades de Pago”, explicó AFIP. De hecho, el impuesto mantiene esa performance desde que comenzó la cuarentena.

Por otro lado, los recursos vinculados con el Sistema de Seguridad Social crecieron en agosto el 22,1%, con una baja real del 13,2% hasta los $119.087 millones. El dato muestra el impacto de la postergación del pago de las contribuciones patronales al sistema jubilatorio para las empresas favorecidas por el ATP, así como la vigencia del plan de facilidades de pago.

En tanto, los Derechos de Exportación alcanzaron en agosto los $37.023,4 millones, lo que representa una caída nominal del 6% frente al mismo mes del año pasado y del 33,2% real. Mientras que el Impuesto PAIS generó $21.888,5 millones con un acumulado en el año de $89.611,1 millones.

Otro de los impuestos relacionados directamente con la actividad económica es el que grava a los Débitos y Créditos Bancarios. En ese caso, aportó $38.506 millones con un incremento nominal del 20,7% y una baja real 14,2%. En tanto que el gravamen a la transferencia de combustibles marcó $18.819 millones, con una mejora nominal del 29% y una baja real 8,3%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario