La rectora puso al Merval arriba

Economía

No por cantado, deja de llamar la atención la íntima dependencia del destino diario del mercado con la tónica que tome una sola acción de la plaza. Y así como el jueves amaneció nublada la zona de Tenaris, marcando una merma en el índice ponderado, para el viernes su terreno estuvo plenamente despejado. Para dotar al Merval del motor necesario, como para recobrar su posición encima de la frontera perdida antes. Con mínimo de 1.905, máximo en los 1.924, el cierre encontró al indicador líder en un nivel de 1.918 y dejando 1,2% de mejoría.

En una fecha donde el mejor rol lo cubrió Capex, con 7,4% de incremento, Tenaris se situó como la cuarta acción más positiva. Fijando máximo superior a los $ 70 y con cierre en los $ 69,40, la siderúrgica movió títulos en número alto -462.000- cubriendo otra vez una franja importante de los totales. Su diferencia, 4% de aporte para el listado principal, encontrando respuesta escasa en las otras que le siguen como plazas de buen peso específico. Después del trayecto semanal, el Bovespa fue el que más sumó a favor, y alcanzando 4,4% quedó el Merval con 3,8% de diferencia y el Dow algo por abajo de 2%. Probatorio de un circuito bursátil que pudo reanimarse y después de los impactos de la tasa marcada por la Fed. Conserva mucha distancia con el resto el indicador ponderado de Buenos Aires, en torno de 25% para lo que va del año. El viernes, con las demás declinando, pudo recapturar la centena superior y con un volumen de $ 85 millones para acciones. Más allá de la dependencia extrema de un solo nombre, el saldo del mercado porteño puede que exceda toda visión optimista previa. Tanto como para estar viendo de cerca el arribo a unos «2.000» puntos... sin hacer mucho ruido.

Dejá tu comentario