2 de noviembre 2001 - 00:00

Lanzan más obras de infraestructura

Confirman nuevo impuesto a las naftas

El gobierno relanzó ayer dentro del plan económico presentado ayer un plan de obras de infraestructura y de energía; además de exenciones impositivas para los afectados por la inundaciones. Entre otras, las medidas anunciadas ayer son las siguientes:

Se crea una tasa de infraestructura hídrica.


Por el Decreto 1381, se crea una tasa de 5 centavos por litro de nafta y de igual monto por metro cúbico de GNC. Regirá desde el 1 de enero. Con estos recursos, se constituirá un fideicomiso de infraestructura hídrica, destinado a obras hídricas de recuperación de tierras productivas, mitigación de inundaciones, protección de infraestructura vial y ferroviaria en zonas rurales y periurbanas, comenzando por las que están en emergencia. También serán beneficiarios de este fideicomiso los concesionarios de dragados y mantenimiento de vías navegables por las compensaciones por disminuciones tarifarias.

Se mantiene el recargo de 6 por mil en tarifas eléctricas.

• Vigencia

Esta tasa que pagan los consumidores finales de todo el país se mantendrá vigente durante el plazo que resulte necesario para cubrir los costos de la obra de interconexión de Santa Cruz con el Sistema Argentino de Interconexión.

Se reasigna 20 por ciento de lo recaudado por la tasa de 5 centavos al gasoil.

Se destinará a obras y/o servicios de infraestructura ferroviaria de pasajeros y/o de carga 20 por ciento de la recaudación por la tasa de 5 centavos sobre el gasoil que rige desde el 20 de junio. El 80 por ciento seguirá destinado como hasta ahora a obras viales. Del monto dirigido a obras ferroviarias, 25 por ciento irá a la red ferroviaria del Area Metropolitana Buenos Aires; y 75 por ciento, a la red ferroviaria en el resto del territorio nacional.

Plan de competitividad para pozos petroleros. Por el Decreto 1.380, se establece un plan de competitividad para la reactivación de pozos hidrocarburíferos de baja productividad existentes en las concesiones de explotación y exploración, otorgadas tanto por el Estado nacional como por las provincias. Están comprendidas en los beneficios: las actividades de explotación, las de captación, compresión y tratamiento de los hidrocarburos provenientes de pozos de baja productividad, y las de transporte y comercialización conexas con las actividades anteriores.

Exención de impuestos para afectados por inundaciones.


Estos contribuyentes no tendrán que pagar los impuestos a la Ganancia Mínima Presunta, intereses pagados y el costo financiero. Tampoco abonarán los aportes y contribuciones al Sistema de Seguridad Social, excepto a las obras sociales, ART y seguros de salud. No están incluidos en este beneficio los trabajadores autónomos y las obligaciones de los empleadores.

Los monotributistas tampoco pagarán sus obligaciones.

Están incluidos los que desarrollen su actividad en los rubros industriales, comercial, agropecuario, forestal o servicios.

El Estado tiene que declarar antes como «zona de desastre» a la región afectada.

Los beneficiados deberán demostrar que tienen afectado 80 por ciento de su producción.

Las exenciones sólo entrarán en vigencia si paralelamente las provincias en las cuales se encuentren las zonas de desastre también eximan a los contribuyentes de los impuestos inmobiliarios.

Dejá tu comentario

Te puede interesar