15 de diciembre 2004 - 00:00

Lavagna insiste en que oferta arranca el 17

Roberto Lavagna insiste en que la oferta a bonistas comenzará el 17 de enero próximo. Ya está todo listo para firmar el contrato con el Bank of New York, que actuará como banco agente. De todas maneras, persisten muchas dudas. La Consob, la entidad que supervisa mercados en Italia, aún no aprobó la propuesta y solicitó mayor información al gobierno. Y todavía hay trámites pendientes con la SEC. Por ello no sería extraño que la promesa de Lavagna una vez más no se cumpla y que deba postergarse todo el proceso por dos semanas.

Guillermo Nielsen
Guillermo Nielsen
Desde el Ministerio de Economía salieron ayer a ratificar que no se está pensando en modificar la fecha del 17 de enero para el inicio del canje para salir del default. El vocero del Palacio de Hacienda, Armando Torres, aseguró además que el retraso para nombrar al banco que actuará como agente de canje se debe a que «se está ejerciendo la mejor defensa posible de los intereses de la República».

En realidad, ya está prácticamente todo acordado para que el Bank of New York (BoNY) se reincorpore a la operación, pese a que Roberto Lavagna había asegurado que no sería contratado. La entidad había solicitado más tiempo para actuar en el canje, lo que desató la ira del equipo económico. Sin embargo, luego del escándalo que estalló por esta cuestión a mediados de noviembre, en la Secretaría de Finanzas, a cargo de Guillermo Nielsen, esperarán a tener el contrato firmado antes de anunciarlo públicamente.

La negativa de otros bancos extranjeros para ponerse al frente de la operación (hasta último momento se negoció con el JP Morgan) no dejó demasiadas alternativas.

«No está en consideración la fecha, lo que está a consideración son las condiciones contractuales», explicó Torres, aunque sin especificar con quién se está negociando.

El vocero tampoco ocultó su molestia por las versiones periodísticas en torno de la designación de la entidad que participará de la operación para salir del default, y afirmó que «se está trabajando» y que « nunca le pusimos fecha» a esa designación.

Aunque el equipo económico se esmera por mantener la nueva fecha de inicio del canje, los bancos que asesoran al gobierno tanto para el mercado local como para el internacional ya dan como un hecho que habrá una nueva postergación, por lo cual sería imposible arrancar el proceso antes del 31 de enero.

Existe una serie de puntos que aún están en discusión, que podrían resumirse en los siguientes:

El BoNY reclama una cláusula legal que le dé protección de las posibles demandas que pueda recibir de acreedores que no entren al canje. Ya por haber actuado como agente de canje en la reestructuración del Bono Aconcagua de Mendoza (de un monto infinitamente menor que la renegociación soberana) recibió una demanda de una institución hebrea con títulos por u$s 750.000.

• También exige un aumento sustancial de la comisión por participar de la operación, que ahora llega a $ 5 millones contra $ 2 millones estipulados inicialmente.

• Pide parte del dinero por adelantado. Sería uno de los bancos extranjeros que asesoran al gobierno (en este caso, sería el Barclays) quien realice este desembolso.

Dejá tu comentario

Te puede interesar