Economía

Longvie refinanció deudas por $200 M

La empresa fabricante de línea blanca intenta salir de la crisis financiera y productiva en que se encuentra desde hace dos año por la caída de ventas.

La tradicional empresa de fabricación de línea blanca Longvie anunció que llegó a un acuerdo con un grupo de bancos para reestructurar una deuda estimada en $200 millones. El acuerdo incluye “una condonación de los intereses punitorios y refinanciación de la deuda bancaria existente”, confirmó el presidente de la compañía, Eduardo Zimmermann, en una nota que envió ayer a la Bolsa de Comercio y la CNV.

Según el detalle aportado por la empresa, la deuda involucrada en la refinanciación es de $170 millones y u$s500.000. “La deuda bancaria existente se refinanciará en 2 tramos. En el Tramo I se convierte la deuda en pesos más los intereses compensatorios a UVA y la deuda en dólares se convierte a pesos, al tipo de cambio vendedor divisa Banco Nación de la República Argentina, del día anterior a la fecha de firma. En tanto que el Tramo II, corresponde a la deuda con el HSBC Bank Argentina S.A., que se mantiene en pesos”, explicó la nota.

Garantía

También precisa que “a fin de garantizar el cumplimiento en tiempo y forma de todas sus obligaciones bajo el Acuerdo de Refinanciación, la Sociedad constituirá un derecho real de hipoteca en primer grado de privilegio a favor de los bancos, sus cesionarios y cualquier prestamista que en el futuro se adhiera al Acuerdo de Refinanciación, sobre un inmueble ubicado en Área Industrial El Pantanillo, de la Ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, provincia de Catamarca”,

La actividad principal de la compañía es la fabricación y comercialización de artefactos de gas y lavarropas. Posee tres fábricas, ubicadas en Buenos Aires, Entre Ríos y Catamarca y más del 95% de su producción se vuelca al mercado interno.

Desde hace más de dos años la empresa venía mostrando algunas luces de alarma porque competía en los comercios locales con productos importados a menor valor. A esta situación se sumó además la estrepitosa caída de la demanda de bienes durables.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario