Mercados, mejor: no prevén otro retoque a la inflación

Economía

Los bonos terminaron con bajas de alrededor de 0,50% para alivio de los inversores, que vivieron un día difícil por el efecto INDEC. La apertura de la rueda fue muy complicada de asimilar porque las bajas llegaron en ese momento a 3%. Los Discount en pesos, por caso, tocaron un piso de $ 149, muy lejos de los $ 156 que valían hace 10 días. Las órdenes de venta llegaban desde Londres y Nueva York. Los extranjeros son los primeros que se van.

Por suerte, los grandes inversores institucionales de la Argentina (compañías de seguros, AFJP y bancos) no salieron a vender y pudieron ponerle un dique a la baja.

También ayudó a que la caída se detuviera, la baja a 4,77% de la renta de los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Al mismo tiempo, la calificadora Fitch subía la nota de Brasil impulsando a todos sus bonos 0,20%. En realidad, los títulos de toda América, a excepción de Ecuador y la Argentina, subieron.

«Se desperdició un día muy interesante», reflexionó Héctor Scaserra de Arpenta. «Podría haber sido peor, pero muchos descubrieron que el índice de precios en 1,1% igual es alto y que la renta de los títulos argentinos sigue atractiva», agregó.

El monto de negocios muestra el cambio de humor que hubo porque muchos vendedores se convirtieron en compradores cuando el mercado pegó la vuelta. No faltaron los que salieron de bonos en pesos para pasarse a dólares. La volatilidad hizo que se operara uno de los volúmenes más altos del año. Entre el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y la Bolsa de Comercio se negociaron nada menos que $ 2.450 millones.

Los bonos del canje de la deuda concentraron fuertes negocios en pesos y dólares. El Discount terminó el día con una baja 0,40%, pero llegó a estar 3,5% abajo. El Par en pesos casi no hizo operaciones y el Cupón PBI que nada tiene que ver con los índices de inflación, bajó 1,80% a $ 11,90.

Los bonos posdefault tuvieron muchos cambios de manos. El BOGAR negoció nada menos que $ 130 millones y bajó 0,50%. Los BOCON en pesos fueron los menos castigados: el PRE8, el PRE9 y el PRO12 bajaron apenas 0,10%.

Los bonos en dólares, en cambio, recibieron nuevos inversores que salían de los títulos en pesos. Con fuertes negocios el BODEN 2012 avanzó 0,70% y el 2013, 0,40%.

El mercado cambiario, al revés de los bonos, abrió muy firme, pero la fuerza le duró hasta las 11.00 cuando aparecieron grandes vendedores que debilitaron a la divisa. El Banco Central, a cargo de Martín Redrado, tuvo que sostener al dólar con compras por alrededor de u$s 40 millones. Esta intervención más la suba del oro en el mundo elevó las reservas a u$s 33.931 millones y tal vez hoy superen los u$s 34 mil millones. Al cierre, en el MAE-Forex, el principal mercado mayorista,el dólar bajó a $ 3,102 y quedó muy vendedor. En las casas de cambio sigue a $ 3,12. Para hoy las pantallas exhiben ofertas por u$s 30 millones contra compradores por u$s 5 millones. El efecto INDEC no pasó. Hoy seguirá la cautela porque los inversores están tan decepcionados como los consumidores con el índice de precios.

Dejá tu comentario