¿Qué bonos miran los analistas entre los mercados fronterizos?

Economía

Pasaron las álgidas jornadas de olas de ventas de deuda soberana de países no desarrollados. Ahora los expertos recalculan las valuaciones.

Sin duda el aumento de la liquidez global ha permitido que analistas e inversores desviaran la atención en los mercados fronterizos de las preocupaciones de financiación de corto plazo a la sostenibilidad de medio plazo. Vale recordar que en el pico de la venta masiva de deuda soberana emergente y fronteriza, producto del coronavirus en abril, había 18 soberanos en situación crítica o de “distress”. Ahora solo 9 países tienen todavía diferenciales de riesgo (respecto del índice EMBI) por encima de los 1.000 puntos básicos, de los cuales 6 ya estaban en “distress” antes de la crisis.

Según el modelo de riesgo soberano de Oxford Economics, algunos soberanos habían sido por demás castigados durante la crisis, o sea, estaban sobrevendidos en relación con sus pares y fundamentos mientras que otros estaban subvendidos. Del análisis de lo ocurrido en estos meses (el modelo explica más del 43% de la ampliación del diferencial) surge que Sri Lanka, Georgia, Bielorrusia, El Salvador y Bolivia son los mercados que parecen estar relativamente sobrevendidos. Claro que en algunos casos, los expertos de OE señalan que, la reacción de exceso o infravaloración se justificó por una sobrevaloración inicial. Un recálculo sobre los actuales diferenciales EMBI muestra, desde una perspectiva puramente cuantitativa, un buen valor en Sri Lanka, Georgia, Bielorrusia y Belice. Lo cierto es que además de Sri Lanka y Belice, Costa Rica, Ucrania, Egipto, Ecuador y la Argentina son los que están en la mira.

En cuanto a los países que están sobrevendidos en relación con sus pares y permanecen infravalorados en relación con los fundamentos, Sri Lanka ofrecería el mejor valor si no fuera por un alto riesgo de reestructuración inminente. También se destacan Costa Rica y Trinidad y Tobago, pero en menor medida. Mientras que el mayor spread se observa en El Salvador, Bolivia y Namibia, mercados que estarían sobrevendidos y probablemente reflejen una sobrevaluación previa a la crisis. Los diferenciales en Ghana, Nigeria, Egipto, Túnez, Jordania e Irak fueron relativamente amplios antes de la crisis, por lo tanto, fueron subestimados en relación con sus pares. Sin embargo, consideran que siguen siendo buenos valores. Por el contrario, la evaluación cuantitativa sugiere que los soberanos considerados sobrevaluados y infravendidos ofrecen poco valor como ser el caso de Uruguay o Paraguay.

Si bien este enfoque cuantitativo es útil para identificar posibles precios erróneos los analistas de OE reconocen que tiene limitaciones obvias porque las desviaciones podrían explicarse por factores no capturados por el modelo. Por eso profundizaron el análisis de algunos casos, entre ellos, el de la Argentina. Al respecto consideran que “los eurobonos argentinos pueden estar valorando un riesgo demasiado alto de incumplimiento prolongado. Los precios actuales son consistentes con la última oferta del Gobierno y un rendimiento de salida del 12%, que parece excesivo”. Por lo cual creen que “hay más espacio para ganancias ya que las posiciones de negociación ahora están demasiado cerca para una ruptura repentina”. Mientras que en otro caso referencial para la Argentina, el de Ecuador, señalan que “los precios de los bonos de Ecuador están en línea con los valores de recuperación implícitos en la oferta de reestructuración aún por aprobar y un rendimiento de salida de menos del 11%, lo que limita el alza a corto plazo. Pero aquí hay un alza sustancial a medio plazo condicional en las elecciones de 2021 (suponen que una coalición de centro-derecha ganará).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario