Otra caída fuerte de producción industrial en abril: casi 15%

Economía

Según los datos del Estimador Mensual Industrial (EMI) presentado ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), la producción industrial mostró una caída de 14,5% contra abril de 2001 en términos desestacionalizados. Esto implica que en los primeros cuatro meses del año, en comparación con el mismo período de 2001, la caída en la producción manufacturera promedia 16,7%. Sin embargo, y de manera absolutamente prudente, hay dos datos que podrían reflejar cierto optimismo si confirman algún tipo de tendencia para los próximos meses:

• entre abril y marzo de este año se registró un alza de 3,5% en la variable, luego de cinco meses consecutivos de caídas en la comparación mensual;

• hay una mejora en los resultados de la encuesta mensual que realiza en INDEC, fundamentalmente en cuanto a las consultas a los empresarios sobre la evolución de la demanda interna y en el uso de la capacidad instalada en las empresas.

• Sectores complicados

Tomando la comparación entre abril y marzo de este año, hubo alzas de 3,5% y 8,4%, respectivamente. Sectorialmente, continúa habiendo sectores realmente complicados y donde no se observa ningún tipo de mejora. Es especial-mente el caso de los dos rubros más importantes de todo el ín-dice: la construcción y la industria automotriz. En el primer caso, en un año se registró una caída en todo el bloque de 30%, impulsada fundamentalmente por la baja de 38,3% en el despacho de bolsas de cemento y de 41,2% en el rubro otros materiales de construcción. En el caso de la industria automotriz, la caída anual llegó en abril a 39,3%, mientras que acumula en los primeros cuatro meses del año una baja de 50%. En los dos casos, la falta de confianza en la demanda interna de inmuebles y vehículos hace, por ahora, impensable una reacción favorable en ambos sectores. Quizás únicamente la posibilidad de utilizar el dinero de las cuentas a la vista para adquirir estos bienes pueda crear algún tipo de leve mejora, aunque no en el corto plazo. Sólo, y para el caso de la venta de automóviles, hay esperanzas a partir de la posibilidad de exportar 21.000 unidades en el año a Chile y la alternativa de cerrar un acuerdo similar con México.

Otras caídas sectoriales importantes que mostró el EMI en abril fueron la de
la industria metalmecánica (-28,8%), los textiles (-27,7%), neumáticos (-10,9%), papel y cartón (-7,4%), procesamiento de petróleo (-6,5%), sustancias químicas (-5,7%) y alimentos (-8,5%).

Hubo rubros en crecimiento.
La producción de tabaco, impulsada por el cierre de la economía producto de la devaluación, mostró en un año un aumento de 7,6% en su nivel de actividad. También la side-rurgia, según el INDEC, creció 2,1%, impulsada fundamentalmente por el mantenimiento del nivel de exportaciones y la estrategia de aumentar los stocks.

• Demanda

Entre marzo y abril hubo una mejora sustancial en la evolución de la demanda interna en los próximos meses. En abril, 71,7% de las empresas no anticipa cambios en la demanda interna, mientras que 17% no prevé una disminución y 11,3% espera una suba. Los mismos porcentajes, pero en marzo de este año, arrojaban 52,4% de caída, 45,2% de estabilidad y 2,4% de suba.

En cuanto a la posibilidad de aumentar las exportaciones, en general los empresarios continúan creyendo que a partir de la devaluación del peso
habrá más posibilidades de aumentar los envíos al exterior. En abril pasado, 71,4% de los consultados no espera cambios, mientras que 22,4% espera aumentos y 6,2% advierte que habrá una caída.

En cuanto a la utilización de la capacidad instalada en las empresas, 79,2% dijo que
no espera cambios en los próximos meses, mientras que 13,2% espera un alza y 7,6% estima que disminuirá. Un mes atrás, 62,9% no esperaba cambios, mientras que 25,2% advertía una baja y 11,9% esperaba una suba.

Dejá tu comentario